Cómo iniciar a los niños en la escritura

Los niños aprenden a escribir en la escuela, pero su contacto con los lápices empieza en casa, así que es bueno que los padres sepan habilitarles un espacio cómodo para empezar a hacer sus primeros trazos, y enseñarles cómo deben coger el lápiz para facilitar el aprendizaje.

Educación infantil

La mayoría de niños pequeños tienen entre sus juguetes todo tipo de pinturas, colores, ceras, rotuladores… A los padres nos encanta que descubran todo lo que pueden hacer con ellos (salvo si lo hacen en las paredes o en los muebles), pero hay un detalle que tenemos que tener muy en cuenta, y es ir guiándoles sobre cómo coger el lápiz. Pero a esto no llegarán hasta los tres años aproximadamente, meses arriba, meses abajo, pues cada niño evoluciona a su ritmo, por lo que es una tarea que suelen realizar los profesores de Educación infantil.

No obstante, no estará de más que los padres sepan cómo iniciar a los niños en la escritura para, al menos, ayudarles a la hora de coger un lápiz o un color adecuadamente. La mayoría de los niños saben coger este material correctamente antes de ir al colegio, eso quiere decir que tienen cierto control de la motricidad fina. En el caso de los niños que no lo controlan todavía, no hay que preocuparse, como ya hemos comentado, cada niño se desarrolla a su ritmo.

Para saber si un niño está preparado para coger el lápiz correctamente hay que ver si sabe realizar la pinza con los dedos índice y pulgar, se le puede enseñar como si fuera un juego, los profesores suelen decir a los niños que hagan la forma de u pico de pájaro con estos dos dedos. Luego entra en juego el apoyo sobre el papel, una vez sostenido el lápiz, se deben apoyar los dedos sobre el corazón, y todos sobre la mano, para empezar a realizar trazos.

Esto por una parte, y por otra hay que enseñar al niño a tener una postura corporal correcta, debe estar sentado en la silla con su mesa adaptada a él, con los pies pegados al suelo, con la espalda recta y sin tensión en los hombros o en los brazos. Con una mano sujetarán el lápiz y con la otra sujetarán el papel, y ya pueden empezar.

Lógicamente, lo primero que harán los niños serán garabatos, y deberán aprender, entre otras cosas, la presión que deben ejercer tanto al coger el lápiz como al deslizarlo sobre el papel, muchos colores acabarán sin punta y muchos folios se rasgarán de tanto que han apretado, pero pronto aprenderán a controlarlo.

Con el juego y la práctica habitual, los niños empezarán a realizar trazos más controlados, a hacer líneas en distintos sentidos, líneas rectas, oblícuas, horizontales, círculos… y, posiblemente, antes de que finalice el primer curso de Educación Infantil, a los tres años, sepa escribir su nombre. Este es el comienzo del aprendizaje de la escritura, todavía queda mucho camino por andar.

Foto | Till Westermayer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...