Claves para elegir el mejor colegio para tu hijo

Examinar al equipo docente y la claridad del proyecto educativo es clave para encontrar el centro ideal. No obstante, hay otras recomendaciones que te ayudarán a tomar la decisión.

Elige el colegio más indicado para tu hijo

Las decisiones de los papás tienen un alto impacto en la vida de sus hijos. Una de las más importantes es la elección del colegio. La infinidad de opciones y la cantidad de aspectos a considerar, pueden dificultar muchísimo la tarea. Sin embargo, hay ocho puntos que son determinantes a la hora de escoger el más adecuado.

La ubicación, por ejemplo, es un factor clave. Mientras más cerca esté el instituto de casa, más fácil será la adaptación del niño. A medida que crezca y fomente su socialización, más sencillo le resultará mantener el contacto con sus amistades. Eso lo hará sentir libre y con más autonomía, algo esencial para su sano desarrollo.

Las actividades extraescolares y el horario no se pueden subestimar. Varios centros ofrecen planes de estudio en los que se agrupan todas las tareas en la mañana, antes del almuerzo. En ese caso conviene corroborar si esa jornada contempla el recreo, el descanso del comedor y demás necesidades del menor.

¿Cómo seleccionar el colegio correcto para los niños?

No hay un manual para saber cuál es el mejor colegio para un niño. Pero si conoces a tu hijo y sabes cuáles son sus aspiraciones o requerimientos, te será más cómodo determinar cuál es el indicado para él. Como papá o mamá debes trazarte un objetivo, y definir cuáles son los factores que consideras relevantes para su formación. Ten en cuenta estos detalles y sabrás hacia dónde guiar tu mirada.

Asegúrate de que haya coherencia en los valores

Inclínate por una escuela que comparta y refuerce tus valores familiares. De esta firma surgirá un lazo de cooperación mutua y se dividirán las responsabilidades. Además, le evitarás contradicciones a tu hijo. Consultan si fomentan el desarrollo de la inteligencia emocional y si cumplen o no con programas de nutrición sana. Indaga además sobre sus innovaciones pedagógicas y sus técnicas para estimular la convivencia entre escolares.

Solicita el modelo escolar especificado

Date tiempo para profundizar en la cohesión entre lo que te explican y lo que tienen por escrito. Así comprobarás si el centro tiene claras sus directrices. Evalúa la secuencia entre el método de la etapa infantil y el de primaria. Si pasan de proyectos a la lectura de libros de forma abrupta, podrían desatar episodios de estrés innecesarios en tu pequeño. Consulta sobre la carga de deberes para la casa. No te centres en la cantidad, sino en el contenido. Procura que promuevan las ganas de aprender. 

Fíjate en la receptividad que tengan con las familias

Se hará notorio si los papás pueden entrar al salón o tienen que dejar a los pequeños en la entrada. La participación familiar en el proceso educativo es vital, porque así se comprueba la calidad de educación que reciben los niños. Esta debe ser integral.

Cohesión entre los profesores y sus metodologías

Tu hijo se beneficiará de un equipo profesional integrado, cuyas pedagogías se respalden y complementen. Revisa si su manera de trabajar respeta los parámetros de la escuela. Busca planteles con el grueso de su plantilla regular. Así tu hijo tendrá una secuencia de proyectos y trabajos. La falta de personal no será un problema para ellos.

Evalúa si fomentan la inclusión

Pregunta por los recursos que poseen para orientar a los alumnos o cómo asesoran a los niños con problemas de aprendizaje. El colegio debería promover el respeto y la inclusión en todos los sectores.

No te quedes con la apariencia

Clases de música, salones con psicomotricidad ajustada, así como muros y pisos aptos, hablan de la importancia que le dan al estudiante. Trata de visitar los colegios cuando haya alumnos en ellos para que te fijes en todos esos detalles. Ve que la infraestructura sea buena, pero también contempla que tenga laboratorios, programas de verano, rutas escolares, servicio de enfermería y centro de orientación. De igual modo, indaga sobre sus proyectos y qué aspectos a nivel educativo lo diferencian del resto.

Aunque todo esto sirve de guía, no te apresures.  Ve a varios centros, contrasta los pros y contras de cada uno. Imagina a tu hijo de adulto y escoge un colegio que lo lleve a ese destino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...