Vasos térmicos para bebés de Philips Avent

Vasos térmicos para bebés de Philips Avent

Los vasos térmicos para bebés de Philips Avent son uno de los complementos ideales para llevar en la bolsa del bebé durante un paseo. En primavera, pero especialmente en verano, los vasos térmicos serán un recurso muy utilizado que permitirá al bebé disfrutar de las bebidas relativamente frescas aplacando su sed.

Como es habitual, todos los productos que ofrece la marca Philips Avent están diseñados específicamente para mejorar la calidad de vida de las familias y especialmente del bebé. Cada producto se desarrolla teniendo en cuenta la practicidad, la seguridad, la comodidad, el diseño, la originalidad y por supuesto, la relación calidad-precio, una conjugación de factores que suscitan especial interés de los padres por los productos Philips Avent.

Los vasos térmicos para bebés de Philips Avent tienen un diseño atractivo con dibujos de animales que llaman la atención de los bebés, de las características especiales que se pueden destacar podemos mencionar la boquilla, muy resistente y diseñada para soportar el uso que le da el bebé, no se rompe en una caída, resiste las mordeduras y permite un paso de líquido fluido y acorde a las exigencias del bebé.

Otro detalle interesante es la tapa abatible que sella el contenido del vaso térmico evitando el goteo y manteniendo la boquilla para beber limpia y en perfectas condiciones. Una vez abierto el vaso y en su uso cotidiano, entra en funcionamiento la válvula Magic, una válvula que controla el paso del flujo y además evita posibles derrames del líquido incluso cuando el vaso está tumbado.

A los vasos se les puede incorporar unas asas que facilitarán al bebé poder cogerlo, son asas desmontables que se podrán retirar cuando ya no sean necesarias, esto dependerá de la etapa de evolución del bebé. Los vasos térmicos para bebés de Philips Avent presentan una base de goma blanda antideslizante que les confiere mayor estabilidad y reduce el riesgo de que puedan ser volcados fácilmente. Tras el uso, basta desmontar los vasos e introducirlos en el lavavajillas o en un esterilizador para higienizarlos adecuadamente.

Finalmente destacaremos la composición de los materiales que forman los vasos térmicos de Philips Avent, no contienen BPA o bisfenol A, se aplica el principio de precaución ante el número de estudios que muestran que este elemento común en muchos utensilios de plástico puede afectar a la salud del bebé. Recordemos que la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos) se encuentra sumida en un estudio para verificar los posibles problemas del BPA, pronto conoceremos la respuesta de la EFSA sobre el bisfenol A.

Los vasos térmicos están concebidos para niños a partir de 12 meses de edad y presentan una capacidad de 260 ml. Se presentan con diferentes colores y motivos para satisfacer el gusto de cada familia. Puedes conocer más detalles a través de la página oficial del distribuidor en España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...