Trona Polly2Start de Chicco

Polly2Start es una trona práctica, versátil, funcional y con una vida útil relativamente amplia, se puede utilizar desde el nacimiento y hasta que el bebé cumpla tres años de edad. Esta trona de Chicco integra como novedad un respaldo que se puede ajustar en anchura, adaptándose a las condiciones físicas de los pequeños, conoce aquí más detalles.

Tronas Chicco

Si buscáis una trona que sea funcional, segura y que tenga un diseño bonito e informal, merece la pena dar un vistazo a la trona Polly2Start que ofrece Chicco, se trata de una trona multifunción que se podrá utilizar desde el nacimiento y hasta que el bebé cumpla 36 meses. Durante los primeros meses el asiento se configura de modo que se asemeja a una hamaca, el diseño es envolvente, cómodo y acogedor, lo que permite que el bebé se sienta protegido.

Posteriormente, y cuando el bebé ya sea más mayor, se puede configurar como una trona corriente pero con una ventaja, cuenta con un sistema de regulación integrado en el respaldo, por lo que se puede ajustar la anchura para adaptarse a las condiciones físicas de los más pequeños durante su desarrollo, ofreciendo siempre el asiento y apoyo ideal.

Su estructura es estable y su base amplia, por lo que ofrece una gran estabilidad, las patas integran unas piezas de plástico antideslizante para garantizar que se mantenga inmóvil ante los movimientos que realiza el niño. Para facilitar su transporte, las patas delanteras tienen unas ruedas que se pueden frenar una vez colocada la trona en el lugar deseado.

El peso de Polly2Start es de 11’5 kilos, peso razonable que le otorga seguridad, como ya hemos comentado en otras ocasiones, una trona muy ligera no es sinónimo de seguridad, ya que se puede volcar con más facilidad. El asiento se puede colocar hasta en ocho posiciones de altura para poderse adaptar a la mesa y comer en familia, o colocarlo a la altura del sofá para no perder el contacto visual con el pequeño.

La base sobre la que descansa el reposapiés se puede colocar en posición horizontal acompañando el asiento y ofreciendo una superficie de descanso para los más pequeños. Cuando se configura como trona normal, simplemente hay que colocar nuevamente el reposapiés, hay que decir que este es regulable y se puede colocar en cuatro alturas distintas.

Tiene una gran bandeja de servicio para poder comer o jugar, integra además una sobre bandeja para poder llevar o retirar el servicio de comida y mantener limpia la bandeja principal. La seguridad se garantiza con la propia bandeja y un arnés con cinco puntos de retención y cierre centralizado.

Las fundas son graciosas, tienen un diseño original e infantil, se puede elegir con el dibujo de un pollo, un tigre, un elefante, un tiburón y un cocodrilo, cada diseño tiene unas combinaciones de colores diferentes. Se retiran con facilidad y se pueden lavar a máquina, siempre siguiendo los consejos de la marca para que se mantengan en buen estado durante la vida útil de la trona.

La trona Polly2Start de Chicco se compacta fácilmente con sólo un par de maniobras, pasa de 83’5 centímetros a 31 centímetros de anchura, poco más de un palmo. A pesar de que esté cerrada, se mantiene de pie, por lo que se puede guardar fácilmente en cualquier rincón sin que apenas reste espacio.

La relación calidad/precio es bastante buena, podéis adquirir este modelo en tiendas de bebés por un precio que ronda los 160 euros, para más información os recomendamos acceder a la página oficial de Chicco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...