Sillón de Lactancia Metal Glider

Metal Glider es un sillón diseñado para que las madres puedan amamantar a su bebé con comodidad, cuenta con diferentes funcionalidades que se adaptan a las necesidades de las madres y cuya misión es la de brindarles el mayor relax posible. Conoce aquí las características de este sillón de lactancia.

Hauck

Como norma general, las madres que proporcionan lactancia materna a su bebé y quieren mayor comodidad, optan por adquirir un cojín de lactancia, como hemos comentado en otras ocasiones, en el mercado encontramos un amplio abanico de modelos que satisfacen los gustos y necesidades de cada una. Pero también podemos conocer madres que buscan algo más que un cojín, como por ejemplo un sillón que se adapte perfectamente a sus necesidades durante la lactancia materna.

En este sentido, Hauck, marca alemana dedicada al diseño y fabricación de complementos y accesorios para el bebé, ofrece el sillón de Lactancia Metal Glider, un sillón que se anuncia como ideal para poder alimentar al bebé con total comodidad y relax, lo que se traduce en bienestar para la madre y el bebé.

Lo cierto es que muchos quisieran este sillón para ver la televisión, leer o dormir una siesta, sus características y especificaciones lo hacen original y exclusivo. Se puede girar 360º, colocar el respaldo en el grado de reclinación deseado, cuenta con movimientos suaves de balanceo (como si se tratase de una mecedora), e integra un taburete para colocar los pies que se balancea al compás del sillón de lactancia.

En el vídeo de la presentación de Metal Glider podéis ver todas sus funcionalidades, es un sillón cuyo tejido es un símil al cuero, está perfectamente acolchado y su funda se puede retirar con facilidad para su lavado, aunque hay que decir que es resistente a las manchas y se puede limpiar simplemente pasando un paño húmedo. La estructura del sillón es muy robusta, está fabricada en aleación y puede soportar un peso de hasta 120 kilos.

Estamos de acuerdo que es un sillón que puede resultar muy cómodo pero le falta un detalle, los brazos deberían ser más amplios y articulados para poder imitar en cierto modo al soporte que brindan los cojines de lactancia, ya que como sabemos, ayudan a sostener al bebé en la posición correcta facilitando el agarre y la succión.

Una vez finalizada la lactancia, el sillón será ideal para descansar y relajarse después de una jornada de trabajo, por lo que su vida útil será amplia. Si os interesa adquirir el sillón, podéis encontrarlo en tiendas de bebés por un precio que ronda los 350 euros, para más información os recomendamos acceder a la página web de la marca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...