Ropa para bebés: cómo vestir a hermanos gemelos

Vestir de la misma manera a los gemelos, al igual que a cualquier otro tipo de hermanos, puede ser decisivo para la formación de las respectivas personalidades. Por eso, lo más recomendable es educarlos en la variedad para que sean ellos mismos en el futuro quienes elijan lo que quieren o no ponerse. Verte vestido igual que tu hermano gemelo en las fotografías cuando eras pequeño tiene que ser un poco extraño.

Elegir la misma ropa para tus hijos gemelos puede condicionar su adolescencia

Como ya comenté en un post anterior, los hermanos gemelos son mucho más que hermanos. Su unión es tal que ésta no se acaba tras salir del interior de la madre. Pero eso no significa que siempre tengan que hacer todo igual. De la misma manera que irán cultivando gustos diferentes a lo largo de su vida, como los estudios, la música o el cine, hemos de proporcionarle todo lo necesario para que puedan hacer su vida independientemente de su hermano.

Antes, hace varios años, era muy común vestir a los hermanos de la misma manera, no digo nada si éstos eran gemelos o mellizos. Se supone que a las madres les “hacía gracia” ponerle la misma ropa a sus hijos. Sin duda, es una elección sencilla y cómoda. Si algo te gusta para un hijo tuyo, también te gustará para el otro. Sin embargo, ir vestido igual que tu hermano puede ser traumático –sobre todo, si tu madre tiene mal gusto–. Verte vestido con el mismo traje de marinerito, al igual que tu hermano, sin duda, te despoja de cualquier personalidad –por pequeña que sea– que puedas tener durante tu infancia. No quiero decir que cuando uno es pequeño elija su ropa, pero por lo menos que sea distinguible en las fotografías. Pues si este razonamiento lo aplicamos a los gemelos, más lógica tiene mi idea. Si encima que eres igual que tu hermano, te visten con la misma ropa –todo porque a tu madre le hace “gracia” veros idénticos–, es normal que luego no sepas quién eres en las fotos. No conozco ningún caso, pero no me parecería extraño que algunas pobres parejas de gemelos hubieran intercambiado sus nombres en más de una ocasión por culpa de ir vestidos iguales.


Así, en mi opinión, creo que en la actualidad, con la variedad de conjuntos que existen en las tiendas y en los grandes almacenes, lo justo sería vestir de forma diferente a los gemelos; de esta manera también se iría cultivando en ellos unos gustos singulares y, por tanto, una incipiente personalidad. Si además de que se parecen físicamente, los educamos para que también hablen igual, tengan los mismos gustos y realicen los mismos estudios, estaremos condicionando decisivamente su formación. Creo que lo importante es que crezcan en la variedad y que sean ellos mismos quienes posteriormente elijan lo que quieren ser en la vida y lo que quieren ponerse.

Foto: Venex_jpb en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...