Reductor de baño Froggy

El reductor de baño Froggy es ideal para que los niños se acostumbren con facilidad a utilizar el inodoro, se instala rápidamente, es cómodo y fácil de limpiar, además se ofrece a un buen precio.

Reductor de WC

Un reductor de baño ofrece ventajas que merece la pena tener en cuenta frente a un orinal, los niños realizan directamente las necesidades en el inodoro y ya no será necesario limpiar el orinal varias veces al día, el accesorio se limpia y se guarda con más facilidad y los niños se acostumbran con más rapidez a utilizar el W.C.

En ocasiones algunos niños están tan acostumbrados a utilizar el orinal que después cuesta mucho convencerlos para que empiecen a utilizar el inodoro, este problema se solventa si se utiliza el tiempo justo el orinal (el momento de transición del pañal).

En este sentido, hoy nos hacemos eco del reductor de baño Froggy, ideal para aquellos niños que ya han abandonado el pañal y que tienen que empezar a aprender a utilizar el inodoro. El nombre de este accesorio viene dado por su diseño, similar al de una rana, como podéis ver en la fotografía está acolchado, por lo que resultará muy cómodo, cuenta con un estampado con dibujitos de ranas y mariquitas que lo hacen más atractivo.

El reductor tiene un diseño que adapta perfectamente la taza del váter al culito del niño, se coloca fácilmente y queda perfectamente encajado sin riesgo de que pueda deslizarse de su emplazamiento. Froggy se ofrece en tres colores, verde, rojo y azul, son colores llamativos que funcionan bien para captar la atención de los pequeños.

La relación calidad/precio es muy buena, podéis conocer más detalles de este modelo de reductor a través de la página oficial de Bebé Due.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...