Platos infantiles Re-Play

Re-Play son unos platos infantiles con divisores, profundos, resistentes y de tacto agradable, que se han fabricado con envases plásticos lácteos reciclados, siendo ideales para aquellas familias que se preocupan por el medio ambiente y que apuestan por los productos enmarcados en la economía circular.

Platos para niños

Cada vez más padres quieren comprar productos para niños que sean respetuosos con el medio ambiente, que consuman el mínimo de recursos y que cuenten con las características que tienen los productos tradicionales. En este sentido, hoy os queremos hablar de unos platos infantiles fabricados con material reciclado que posiblemente capten vuestra atención.

En la fotografía podéis ver el set de tres platos infantiles Re-Play, platos que nos han llamado la atención por su diseño, sus divisiones internas, sus colores y, sobre todo, porque están fabricados con envases plásticos de lácteos reciclados, un claro ejemplo de economía circular que debería ser cada vez más habitual en nuestra sociedad.

Los platos tienen tres compartimentos, uno grande y dos más pequeños y están concebidos para poder dar al niño lo que va a comer de forma separada, ya que a muchos niños no les gusta que se mezclen muchos ingredientes en las comidas, además, de ese modo pueden descubrir y reconocer los sabores de los alimentos. El tamaño de los platos es el adecuado para proporcionar las raciones correctas a los niños en el marco de una dieta sana y equilibrada.

Los platos infantiles Re-Play son profundos, lo que reduce el riesgo de que se pueda salir la comida y facilitando que los niños aprendan a comer de forma independiente. Aunque están fabricados con materiales reciclados, están libres de materiales y elementos químicos que pueden resultar perjudiciales para los más pequeños, no contienen bisfenol A, PVC, ftalatos o melamina.

Los platos son muy resistentes, tienen un tacto agradable y son aptos para el lavavajillas, aunque no lo son para el microondas, están certificados para uso alimentario y cuentan con la aprobación de la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos, ya que son platos que se fabrican en ese país.

Sobre el material con el que se han fabricado, hay que apuntar que además de ser un ejemplo de economía circular, su uso contribuye al ahorro de materias primas, por lo que se reduce la emisión de gases de efecto invernadero. Dado su carácter respetuoso con el medio ambiente, se presentan con un embalaje mínimo fabricado con cartón reciclado a fin de garantizar la ausencia desperdicios innecesarios.

Así que ya lo sabéis, si os interesan para vuestros pequeños, podéis adquirir los platos Re-Play en tiendas online como Amazon por un precio de 17’24 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...