Cuentos bonitos para quedarse fritos

Los cuentos para dormir no deben faltar en la infancia, los niños se divierten, aprenden, pasan más tiempo con sus padres y les ayuda a conciliar el sueño. Si queréis una recomendación para contar cuentos divertidos, didácticos y originales, podéis echar un ojo a Cuentos bonitos para quedarse fritos de Begoña Oro.

Cuentos infantiles

Posiblemente durante las vacaciones se ha abandonado un poco la lectura en familia porque se ha optado por disfrutar de otras actividades y llegada la hora de dormir, el cansancio ha hecho que los pequeños cayeran rendidos en el sofá o en la cama, sin darse cuenta. Pero retomando los hábitos con la vuelta al cole, es bueno volver a dedicar unos minutos a leer algún cuento con nuestros hijos para pasar más tiempo con ellos y ayudarles a conciliar el sueño.

Si queréis hacerlo con alguna novedad editorial, podéis echar un ojo al libro ‘Cuentos bonitos para quedarse fritos’ de Begoña Oro, hace apenas cuatro meses que se publicó y ya son muchos los niños (y los padres) que han caído en sus redes, pues son cuentos diferentes, originales, divertidos… cuando los veáis, podréis juzgarlos vosotros mismos.

De momento podéis ver uno de los cuentos accediendo a este enlace, donde además podréis ver que en total se ofrecen doce cuentos que a los niños les encantará que les leamos una y otra vez. Son cuentos dedicados a distintos sentimientos y sensaciones, la tristeza, el optimismo, la duda, el odio, la sorpresa, el amor, la libertad, el asco, la calma, la alegría, el miedo y el aburrimiento. Sus títulos son:

Tengo el pie triste, ¡Gracias!, Tremendo lío, Los dos hermanos, Desayuno sorpresa, Diálogo tontiloco de dos que se quieren un poco, El niño que se quedó atrapado en su pijama, Casilda sin asco, Una casa sueña, Un gorro colorado, No pasa nada, La gran carrera.

Además de los argumentos, de las expresiones y de los mensajes de estos cuentos, que están pensados para niños a partir de 4 años, llamarán la atención las ilustraciones de Cuchu (Sonia González), también divertidas, además modernas y muy coloridas, ya podéis verlo en la portada.

Si queréis comprar el libro Cuentos bonitos para quedarse fritos, podréis encontrarlo en vuestra librería habitual, también podréis encontrarlo en librerías online y en Amazon, donde su precio es de poco más de 14 euros. Cuando lo tengáis en vuestras manos y los niños hayan disfrutado de la lectura de algunas de sus historias, comentad qué os parece para ayudar a otros padres a tener cuentos divertidos para leer a sus hijos.

ISBN-13: 978-8448847814

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...