¿Cómo elegir el vestido de Comunión de niña perfecto?

La Primera Comunión es un evento importante para toda la familia, pero en especial para las chicas, quienes desean lucir radiantes. Haz la mejor elección de su traje con estos trucos.

Así elegirás el mejor vestido de Comunión

Foto: Tendenzias.com desde Pinterest

Las familias españolas suelen invertir unos 2400 € en la celebración de la Primera Comunión de los niños, según cifras expuestas por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes. Se estima además que 88% de las madres asumen la organización del evento, y que la mayoría inicia la preparación con 10 meses de antelación. Cada detalle es escogido con esmero, para que el festejo sea perfecto. No obstante, uno de los más importantes es el atuendo. Y cómo no, si es un gran día. 

Tips para seleccionar el vestido de Comunión ideal

Cuando la homenajeada es una chica, se hace un esfuerzo mayor por elegir el mejor vestido de Comunión. Por vanidad o coquetería, quién sabe, pero se llegan a gastar 200 € en esta pieza. Lo curioso, es que a pesar de todas las atenciones puestas en la tarea, 10% de los papás quedan disconformes con la elección final. Para que esto no te suceda, considera estos importantes tips. 

Define el corte del vestido

La variedad de vestidos de Comunión es muy amplia, incluso hay modelos sofisticados que simulan a los trajes nupciales. Tal vez anheles que tu hija destaque, pero considera inclinarte por un diseño simple y moderno que no quede en una sola postura. Aunque elegante, un vestido recargado y pomposo puede incomodar a tu pequeña y, de seguro, no lo lucirá jamás.

Actualmente gozan de mucha popularidad los vestidos de grandes faldas, pero con caída ligera, inspirados en la moda vintage. La sencillez es atemporal, así que una buena alternativa es un modelo recto y delicado. Claro, si es el deseo de tu pequeña, puedes optar por uno de corte princesa y fantasía. A fin de cuentas se trata de cumplir sus deseos.

Presta atención a las telas

Algodón, organza, tul o piqué tienen gran aceptación cuando de Comunión se refiere. Inclusive puedes considerar un vestido de seda. No te cierres a las posibilidades. Eso sí, evalúa escoger una que no sea molesta para su piel y que se adapte al clima de tu ciudad.

Escucha las preferencias de tu hija

No importa qué tan espectacular sea el vestido si tu hija se siente incómoda. Sus gustos, junto a tu orientación, harán que la selección sea certera. Toma en cuenta sus preferencias y personalidad, pero guíala a escoger un modelo que se adapte a su edad. Asegura que se ajuste a los estándares religiosos y a tu bolsillo.

Busca opciones

En las tiendas especializadas encontrarás vestidos hermosos y para todo tipo de presupuestos. Los comercios en línea también suponen una opción acertada para la compra. Si sientes que sus propuestas no se ajustan a tu bolsillo, puedes chequear vestuarios usados. Recuerda que el grueso de los vestidos de Primera Comunión tienen un único uso, así que muy posiblemente darás con uno muy económico. Las tiendas de segunda serán tus mejores aliadas en esto. Lo idóneo es iniciar la búsqueda en enero para conseguir mayores ofertas, pero si no has podido aún estás a tiempo. 

¡No olvides los complementos!

Los vestidos sencillos se transforman cuando incluyes en el outfit accesorios como diademas, pasadores, corona de flores, guantes y demás. No recargues, pero intenta realzar todo el encanto de tu pequeña usando lindos complementos. Recuerda comprar la Biblia y el Rosario que son indispensables para la ocasión.

Evalúa el color

Optar por un vestido blanco es una apuesta segura, pero puedes variar. Para que sea especial, puedes inclinarte por uno que simule la superficie de un diamante. Algunos tienen lazos de tonos de tonos pasteles, otros llevan cintos finos o cordones y hasta apliques en pedrería que los hacen lucir más esplendorosos. Los que llevan encajes no pasarán de moda.

Ten en cuenta la silueta de tu pequeña

El vestido no debe quedarle ajustado ni demasiado flojo. Debe ser la talla justa para que se vea armonioso. Es aconsejable que disponga de una chaquetita. Así no pasará frío si hay ventiscas o baja la temperatura. Deja de lado los trajes sugerentes o con transparencias. No pierdas de vista que se trata de un evento religioso.

Tendencias en vestido de Comunión 2018

Como en todo tipo de vestuario, las tendencias se imponen en los vestidos de Comunión. Los diseños de Rosa Clará son una referencia. Este 2018 apuesta por los vestidos de seda y blonda, con caídas suaves. El corte imperio y los volantes sobre las faldas salen a relucir en varias de sus propuestas. Los tejidos son muy frescos y los tonos más tostados. El rosa claro, por ejemplo, desplaza al blanco.

Para las pequeñas más alegres ofrece diseños de tul, de diversos tonos, o con cinturones que rompen la monotonía. Los efectos 3D y las flores también tienen protagonismo. Algunas de sus piezas más espectaculares se inspiran en lo retro. Largos hasta los pies y con refinados paños de gaza, son sutiles y glamorosos. El juego de volúmenes es otro detalle seductor de sus creaciones. Sin duda, modelos exquisitos y de muy buen gusto. No esperes más. Comienza a buscar el vestido de Comunión ideal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...