Andador Go-Kart

Dentro del grupo de andadores que se pueden considerar tradicionales, destacamos el andador Go-Kart. Se trata de un accesorio fabricado por la marca italiana NeoNato, con una estética elegante, actual, y con unas buenas prestaciones. Su diseño recuerda al de un coche, está decorado con colores agradables a la vista y cuenta con diferentes actividades lúdicas que entretendrán al bebé.

Go-Kart tiene un pequeño centro de juegos y actividades, un volante, un claxon, botones con luces, además de ser un andador es una plataforma de ocio que ayudará a desarrollar los sentidos del bebé. Como se muestra en la fotografía, su base es muy amplia, por lo que la estabilidad estará garantizada, cuenta con un sistema de seguridad anti caídas para las escaleras o una pendiente, en la parte trasera del andador unas gomas lo frenan ante cualquier desnivel.

El asiento es muy cómodo, está perfectamente acolchado con tejidos de tacto agradable y muy resistente al agua u otros líquidos, se limpia fácilmente pasando un paño húmedo, pero si es necesario, la vestidura se puede retirar con facilidad para su lavado a máquina, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante para que se mantenga en perfectas condiciones.

El andador Go-Kart es evolutivo y es ajustable en altura, acompañando el desarrollo del bebé. Cuando ya no sea necesario su uso, se puede guardar compactándose perfectamente para ocupar el mínimo espacio posible. Transportarlo tampoco será un problema, el peso del andador es de sólo 4’5 kilos.

Go-Kart se ha concebido para bebés a partir de seis meses de edad y que sean capaces de estar sentados sin ayuda, deberá abandonarse cuando el pequeño alcance los 12 kilos de peso. Como los demás productos de NeoNato, se ha fabricado sin utilizar ningún componente químico que pueda afectar a la salud del bebé, puedes conocer más detalles del producto a través de la página oficial de la marca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...