Almohadillas térmicas para el cuidado de los pechos de Philips Avent

Philips Avent ofrece unas almohadillas térmicas que serán de gran ayuda para calmar el dolor de los pechos, reducir la dureza y estimular el flujo de leche, conoce todas sus características.

Para calmar los pechos doloridos, ingurgitados o endurecidos, una de las causas más habituales de dolor mamario durante las primeras semanas de lactancia materna, nada mejor que utilizar las almohadillas térmicas de Philips Avent. Con su uso en frío se logrará calmar esos dolores y suavizar los pezones haciendo que la lactancia sea más cómoda y fácil para la madre y para el bebé.

Si lo que se pretende es estimular el flujo de leche antes de que se inicie la lactancia, las almohadillas térmicas para los pechos se pueden utilizar en caliente, bastará con calentar los discos en agua caliente durante 10 minutos y humedecer ligeramente las fundas que integran antes de colocarlas. Una vez aplicados sobre los pechos, además de lograr la estimulación, proporcionarán una sensación placentera de alivio.

Sea en frío o en caliente, es necesario utilizar siempre las fundas confeccionadas en un material suave de tacto agradable y ligero. Las almohadillas térmicas para el cuidado de los pechos de Philips Avent han sido diseñadas con la ayuda de una experta matrona, con una abultada experiencia en la resolución de problemas relacionados con lactancia materna.

Los discos son muy fáciles de usar, de todos modos se incluyen las instrucciones oportunas para calentarlos, enfriarlos y utilizarlos correctamente. La relación calidad/precio de las almohadillas es buena, es un recurso a tener en cuenta para mejorar la calidad de la lactancia. Podéis conocer más detalles del producto a través de la página oficial de Philips Avent.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...