Vigilabebés Baby Kangoo RB201

Baby Kangoo RB201 es un vigilabebés de calidad que cuenta con buenas prestaciones y un precio razonable, con este dispositivo podremos realizar una vigilancia efectiva del bebé.

Vigilabebés Rimax

El vigilabebés Baby Kangoo RB201 es uno de los intercomunicadores de alta gama que ofrece Rimax, conjuga diseño elegante, practicidad, calidad y un buen precio. Su alcance es de 300 metros en campo abierto por lo que podrá realizar una vigilancia eficaz en un hogar medio, superando las barreras arquitectónicas sin complicaciones, trabaja con tecnología digital de 2’4 Ghz, lo que facilita que no se puedan producir interferencias con otros dispositivos inalámbricos.

La transmisión se realiza de forma instantánea, tanto imágenes como sonido, cuenta con comunicación bidireccional por lo que se puede hablar al bebé a través de la unidad de padres. Tiene una pantalla LCD de 3’5 pulgadas a todo color con una alta calidad de imagen, la unidad es fácil de utilizar y la información que ofrece la pantalla se entiende perfectamente, cuenta con control de volumen, botón de comunicación bidireccional, activación de la luz de compañía o las nanas de la unidad de bebés, buscador de frecuencia y botón de encendido-apagado. También integra la función auto, con ella la cámara sólo realizará transmisiones cuando detecte sonido en la zona vigilada, de este modo se logra economizar energía. El monitor también se apaga automáticamente si la cámara no envía información.

La unidad de bebés del intercomunicador Baby Kangoo RB201 tiene visión nocturna, podrá captar la imagen perfectamente aunque la oscuridad sea absoluta, en esta modalidad las imágenes que se envían al monitor serán en blanco y negro. La cámara controla continuamente el nivel de iluminación gracias a que tiene un sensor lumínico, por lo que los infrarrojos se activan automáticamente cada vez que la iluminación es insuficiente.

Como decíamos, la unidad de bebés integra una luz de compañía para tranquilizar al bebé, ésta también dispone de una función ‘auto’ para que se encienda automáticamente en el caso de que sus sensores reciban sonido. La melodías o nanas se activan desde la unidad de padres, se puede elegir melodía, nivel de volumen y sonará hasta que los padres la desactiven, quizá se debería haber integrado una función ‘auto’. La cámara de vigilancia incluye una función giratoria que se controla desde la unidad de padres, con ello se podrá orientar para enfocar perfectamente al bebé sin necesidad de acudir a la habitación.

La pantalla de la unidad de padres nos muestra testigos como el indicador de batería, la intensidad de la señal, el número de canal (tiene cuatro canales y se puede asociar a cuatro cámaras diferentes). Integra una salida AV para poder conectar el vigilabebés a la televisión o al ordenador. La unidad de padres funciona con el correspondiente adaptador a la red eléctrica y se puede colocar en cualquier lugar, también incluye un kit de instalación en la pared. La unidad de padres funciona con el adaptador de red y con una batería con una gran autonomía, se puede llevar en un bolsillo o sujeta al cinturón.

La relación calidad/precio es bastante buena, podéis adquirir el vigilabebés Baby Kangoo de Rimax en tiendas de bebés por un precio de unos 220 euros, y podéis conocer más detalles del intercomunicador a través de la página oficial de Rimax.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...