Vigilabebés Baby Fruit

Seguridad infantil

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de vigilabebés para satisfacer todas las necesidades, exigencias o gustos, para aquellos padres que quieren conjugar efectividad y calidad tecnológica con originalidad e informalidad, nada mejor que el vigilabebés Baby Fruit desarrollado por Rimax, marca especializada en la fabricación y comercialización de productos electrónicos con una buena relación calidad/precio.

Como se puede apreciar en la imagen, el vigilabebés Baby Fruit tiene un diseño divertido y original, la unidad de padres tiene forma de manzana como si se tratara de una pantalla de videojuegos. La unidad de vigilancia o cámara tiene forma de huevo y está decorada a juego con la unidad de padres.

La unidad de padres del vigilabebés Baby Fruit cuenta con una pantalla LCD de 2.5 pulgadas con una gran definición, la recepción es en color durante el día y en blanco y negro en la modalidad de visión nocturna. Esta unidad es fácilmente programable en tres modalidades (alerta, manual o noche) y advierte con un pitido ante un ruido o movimiento que pueda realizar el bebé, ya que la cámara de vigilancia cuenta con sensores de movimiento y sonido.

El tamaño de la unidad de padres es reducido y se puede llevar perfectamente encima con una cinta de cuello o con un sistema de velcro, pero también se puede colocar en un soporte para superficies planas para no tener que llevarlo siempre encima. El monitor nos muestra la hora, la temperatura de la habitación o el nivel de las baterías, en el caso de disponer de más de una cámara, nos indica el número de cámara operativa y puede conectarse a cuatro cámaras diferentes, tanto el monitor como la cámara son recargables mediante un adaptador de red.

La distancia de recepción es de 100 metros sin obstáculos, quizá es un poco reducida, por lo que el vigilabebés Baby Fruit será ideal para los hogares con espacios más reducidos. Con respecto a la recepción de la señal, el sistema garantiza una transmisión limpia y sin interferencias de otros equipos que trabajen con tecnología inalámbrica.

La cámara se puede colocar sobre la mesita, una estantería o fijarla en la pared gracias a un kit de instalación. Como habíamos dicho, cuenta con sensores de movimiento y sonido, la visión nocturna o cámara de infrarrojos se activa automáticamente. Si la temperatura de la habitación varía según los márgenes y programación establecida, enviará una señal a la unidad de padres para advertir de los cambios.

Finalmente destacamos que la cámara cuenta con un emisor que reproduce hasta 16 melodías distintas para tranquilizar y ayudar al bebé a conciliar el sueño. Fácil de manejar y programar, atractivo estéticamente, sin duda, es un regalo original y práctico. El precio del vigilabebés es de 190 euros y puedes adquirirlo a través de esta tienda online.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...