Un viaje familiar a Mallorca

En Mallorca aún hay tiempo para poder disfrutar de un baño en sus playas, además de otras actividades familiares como el Zoo Safari o el tren de Sòller

Cuando se habla de la cuesta de enero, debería añadírsele como compañera a la de septiembre. Con la vuelta al cole, los gastos de las vacaciones, la ropa de otoño e invierno, todo se acumula y hace que el sueldo del mes quede vaporizado incluso antes de llegar a mitad del mes. Pero me niego a rechazar cualquier oportunidad de escaparse toda la familia a algún lugar dónde hacer más dulce la depresión postvacacional. Por eso, cuando vi los vuelos a Mallorca con unos precios tan bajos no me lo pensé dos veces para reservarlos.

El antiquísimo tren de Sòller es una magnífica actividad para toda la familia

Ahora es un gran momento para visitar esta preciosa isla balear, ya que uno de sus grandes atractivos, sus playas, ya no están sometidas a la acumulación de miles de bañistas que luchan por cada metro cuadrado de arena dónde colocar sus toallas y sus parasoles. En septiembre es sencillo encontrar un buen lugar en las mejores playas de Mallorca y aún el clima es lo suficientemente benigno como para ofrecernos la oportunidad de disfrutar del sol y la cálida agua del Mediterráneo. Por ejemplo, la preciosa cala S’Almunia, que está situada en el suroeste mallorquín y que destaca por la erosión que el agua, durante miles de años, ha creado en las rocas, creando agujeros dónde el agua se ha colado y se ha creado una piscina de agua salada. Una auténtica delicia.

Aunque quizás una de las mejores opciones, sobre todo para tener la seguridad de que los niños podrá jugar en la arena, es la playa del Puerto Alcudia, ya que se caracteriza por sus grandes dimensiones y que cuenta con todos los servicios necesarios para toda la familia. Siguiendo con actividades familiares, nada mejor que visitar el Safari Zoo de la isla balear. Como su propio nombre indica, se trata de una divertida unión de lo mejor de un safari con lo mejor de un parque zoológico. En su recorrido nos encontraremos con más de 600 animales que están en grandes espacios abiertos que ofrece al visitante una perspectiva de libertad total en su hábitat.

Si el cansancio llega algún día, cosa probable, una buena opción para poder realizar una actividad todos juntos sin que eso implique un gran desgaste físico; se trata del tren de Sòller, en el que a bordo de un tren construido hace casi cien años, se hace un recorrido desde la población de Soller hasta la capital, Palma, con unas vistas panorámicas preciosas del espectacular paisaje mallorquín.

Fotografía: reidrac

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...