Un niño llamado Lucifer

En Rusia unos padres han decidido registrar a su bebé con el nombre de Lucifer, algo que ha provocado el enfado de familiares y miembros de la iglesia mayoritaria en el país, la iglesia ortodoxa.

Nombres de bebés raros

En otras ocasiones hemos hablado de nombres de bebés raros, nombres que han sido prohibidos porque no guardan relación con la ética y la moralidad, ejemplos que podemos citar son el niño llamado Q, el niño llamado Cabeza Apestosa (Chow Tow), Anus o Ano, e incluso Adolf Hitler entre otros. La mayoría de este tipo de nombres son denegados por las autoridades y las razones son bastante evidentes. Cada año en alguna parte del mundo a unos padres se les ocurre poner a su hijo un nombre que termina saltando a los medios de comunicación, es el caso del niño llamado Lucifer.

Una joven pareja rusa que se describe como satanista decidió poner a su bebé Lucifer, argumentan que este nombre deriva del latín y su significado es “que trae la luz” y “estrella de la mañana”, consideran que es un nombre símbolo del orgullo, del intelecto y la libertad de pensamiento. Además apostillan que si a su hijo no le gusta el nombre, cuando tenga 14 años podrá cambiárselo según la legislación rusa. Los satanistas creen que la sociedad confunde el satanismo con todo lo malo y en realidad no es así, culpan a los cristianos de convertir el nombre Lucifer en sinónimo de Satanás.

El nombre, según explica la madre, es un homenaje por las complicaciones del parto y la supervivencia del bebé, reconoce que no ha llevado un estilo de vida saludable durante la gestación, de ahí que tuviera problemas. Por ello prometió que si el bebé sobrevivía le pondría de nombre Lucifer. Por supuesto, esta decisión no ha sentado nada bien ni a los miembros de su familia ni a los responsables de la iglesia ortodoxa, éstos afirman que sólo bautizarán al bebé si el nombre es el de un santo, no el nombre del diablo, es una postura lógica.

Lucifer es un nombre para un niño

El pequeño nació el mes pasado y como podéis ver sobre estas líneas, el nombre aparece en la partida de nacimiento que ha sido incluida en el Registro Civil de la región siberiana de Perm, el funcionario responsable de los trámites ha explicado que es el nombre más raro que ha tenido que poner en una partida de nacimiento. Según el artículo del periódico digital The Moscow Times, intentó disuadir a los padres para que no pusieran a su bebé Lucifer, pero no sirvió de nada.

No parece que las autoridades vayan a intervenir, por otro lado, si los padres son satanistas, lo que diga la iglesia ortodoxa les importará muy poco. Quizá tendrán problemas con sus familiares ya que han asegurado que enviarán una solicitud a los servicios sociales para intentar que el niño sea entregado a un miembro de la iglesia ortodoxa, algo que vemos poco probable.

Con los miles de nombres que existen en el mundo, ¿por qué siempre hay padres que quieren complicarse la vida y complicársela a los hijos?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...