Un mordedor o un masaje en las encías, mejores opciones para aliviar el dolor de la dentición

La FDA recomienda utilizar para aliviar las molestias y dolores de la dentición, un simple mordedor o masajes con el dedo en las encías del bebé, el resto de remedios que se pueden encontrar en el mercado son peligrosos y pueden causar lesiones e incluso la muerte de los más pequeños.

Dentición del bebé

La dentición es un proceso normal por el que todos los bebés deben pasar, aunque puede resultar una experiencia molesta y dolorosa, por lo que los padres preocupados intentan buscar fórmulas para aliviar a sus bebés recurriendo a diferentes soluciones que se pueden encontrar en el mercado, medicamentos de venta libre (sin prescripción médica), productos homeopáticos, collares de dentición, etc.

Muchas de estas soluciones pueden ser peligrosas y provocar lesiones graves en los niños, incluso pueden causar la muerte, por lo que es importante tener en cuenta las recomendaciones que brindan las agencias de salud. En el caso de Estados Unidos, la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación) recomienda utilizar un mordedor o un masaje en las encías, siendo las mejores opciones para aliviar el dolor de la dentición. Estas soluciones son las que recomienda la Academia Americana de Pediatría, asegurando que son seguras y bastante efectivas.

Como sabemos, en el momento en el que empiezan a aparecer los primeros dientes, los bebés se muestran irritables, aumenta el babeo, en ocasiones tienen unas décimas de fiebre, y necesitan morder algo duro. En este caso, se recomienda un mordedor simple o un anillo de dentición, sin opciones como la vibración o la posibilidad de introducirlo en el congelador, ya que podría resultar excesivamente duro y lastimar las encías del bebé. Frotar o masajear suavemente las encías con un dedo es una opción en el caso de que el bebé tenga las encías sensibles e inflamadas.

Las pulseras, collares y otros sistemas para aliviar los dolores de dentición son productos que se elaboran con diferentes materiales, madera, silicona, mármol, ámbar, etc., que se asocian a diferentes riesgos, como la asfixia, la estrangulación, la aparición de lesiones en la boca e infecciones. A esto hay que sumar la posibilidad de que una de las piezas de un collar de dentición pueda llegar a perforar las encías del bebé.

Lo que no se entiende es que se permita comercializar estos productos sabiendo que suponen un riesgo, no es extraño que puedan aparecer noticias como que un bebé ha muerto estrangulado por un collar de dentición mientras dormía, o que un bebé se haya atragantado al romperse el collar y tragarse una de sus piezas. Además de las recomendaciones, se debería proceder a eliminar estos productos del mercado en todo el mundo, para ello las agencias de salud deberían presionar y que se introdujera una legislación sobre el tema.

Sobre las cremas y geles de dentición, la FDA comenta que no recomienda estas soluciones, ya que son fármacos que ofrecen pocos o ningunos beneficios y que también están asociados a diferentes riesgos. Geles, aerosoles, pomadas, soluciones y pastillas de benzocaína para el dolor bucal y de las encías, pueden provocar problemas como la metahemoglobinemia, afección que reduce considerablemente la capacidad de los glóbulos rojos para transportar oxígeno.

Sobre estos temas hemos hablado anteriormente en Pequelia y como ya comentamos en su momento, a pesar de los accidentes y los efectos que pueden provocar en los bebés estas supuestas soluciones, se siguen comercializando y muchos padres siguen confiando en estos remedios, algo que es necesario cambiar. Así que ya lo sabéis, un simple mordedor y un masaje con el dedo en las encías del bebé son los remedios más eficaces y seguros que se pueden utilizar. Podéis conocer más detalles de estos consejos a través de este artículo publicado en la página web de la FDA.

Foto | Sam Pullara

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...