Tus bebés podrían saber lo que te interesa

Científicos suizos realizaron un descubrimiento que sorprenderá a muchos. Desde temprana edad los infantes comprendan lo que le importa y lo que no a los adultos. A través de un experimento se dieron luces sobre el inicio del comportamiento social.

niños intereses

El mundo de los bebés es complejo, pues es difícil saber lo que pasa por sus cabecitas y más aún cuando apenas saben decir algunas palabras. Sin embargo, muchos investigadores se dan a la tarea de averiguar su percepción sobre el exterior.

Un estudio realizado recientemente por científicos de la Universidad de Neuchâtel, en Suiza, determinó que pequeños de 12 meses tienen la capacidad de saber cuándo un adulto se interesa en una cosa.

Los experimentos efectuados por catedráticos del área cognitiva tenían como objetivo analizar la forma en la que socializan las personas, basándose en cómo aprenden a través de los afectos. Los resultados, sin duda, marcaron un importante avance en la materia.

Intereses compartidos

La dinámica del proyecto enmarcado en un concepto llamado Babylab, consistió en observar a bebés de seis a 18 meses interactuar con diversos objetos. Como era de esperarse, los chicos pusieron más atención en unos que en otros, pero fueron las razones de este comportamiento las que supusieron una novedad para los estudiosos o, al menos, dieron luces sobre un área poco documentada.

Su respuesta a los estímulos estuvo relacionada con lo que habían aprendido con anterioridad sobre su valía. Por ejemplo, en una de las prácticas el infante mira a un adulto cuando éste se detiene ante dos juguetes. Sin decir palabra toma uno y lo mira con atracción, luego agarra el otro y apenas lo ve, sin dar muestras de que le importe. Seguidamente, la persona coge ambos objetos, los mete en una caja, y se los lleva al pequeño.

Las reacciones de los bebés son distintas según la edad. Los más chiquitos, menores de nueve meses, mostraron el mismo interés por ambos juguetes. La diferencia se notó en los que tenían un año o más.  A los 12 meses el infante analiza con cuidado el juguete que prefirió el adulto y desecha el otro, una actitud que demuestra que es a partir de esa edad cuando se comprende el valor que otros otorgan a una determinada cosa, e incluso se empieza a tener conciencia sobre los gustos de los demás.

Cambios sorprendentes

En pequeños de 15 meses la situación cambia. Ellos enfocan su atención en el juguete desestimado por el adulto. Aunque no hay una justificación exacta, se manejan dos teorías que podrían despejar las dudas: Una que el bebé asuma que el juguete que tomó el adulto le pertenece y, por ende, él no desee agarrar algo que no sea suyo, y otra que al coger el objeto descartado intente comprender qué fue lo que no le gustó al adulto de él o qué tiene de malo.

Seleccione el mismo objeto o no, lo que queda claro es que el niño sabe lo que le interesa y lo que no a personas mayores que él. El tema seguirá estudiándose, pero hasta la fecha los descubrimientos han sido significativos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...