Trucos para hacer el desayuno perfecto para tu bebé

Si eres de las que no sabe qué cocinar en las mañanas, en este artículo encontrarás la información necesaria sobre los trucos para hacer el desayuno perfecto a tu pequeño bebé.

Desayuno ideal para el bebé

Una vez que nace el nuevo integrante de la familia, como madres debemos brindarle los cuidados necesarios para asegurar un buen desarrollo. Para ello, uno de los elementos claves es la alimentación basada en vitaminas y nutrientes que harán a los bebés sanos y felices.

No obstante, la madre debe aprender a identificar cuáles son los productos que puede consumir el bebé de acuerdo a su edad. Especialmente, cuando va a recibir la primera comida del día, es decir, el desayuno. Si eres una madre que se encuentra preocupada por conocer cómo debes alimentar a tu hijo, te invitamos a que leas este artículo.

En las líneas posteriores te mostraremos los productos ideales que los pequeños deben consumir para asegurar un crecimiento sano.

¿Qué debe consumir el niño en sus primeros meses?

Los primeros meses de vida del bebé son los más importantes en cuanto a su alimentación, debido a que no pueden consumir todo tipo de productos. Por ello, es necesario que la madre tenga los conocimientos adecuados y pueda brindarle una alimentación integral. Eso sí se deben excluir todos aquellos que puedan generar náuseas, vómitos o malestar estomacal en nuestros pequeños.  

En los primeros 3 meses de vida los especialistas recomiendan el consumo completo de la lactancia materna.

Esto se debe a que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dicha leche es la única que contiene los componentes nutricionales necesarios. Posteriormente, del mes 3 al mes 6 esta alimentación de leche materna puede ser complementada con purés y cremas semisólidas.

Nutrición complementaria

Dichas mezclas ayudarán a que tu bebé se sienta más llenito y se alimente menos veces al día. Ya a partir de los 6 meses puedes incluir proteínas como pollo y carne molida o yogur y zumos naturales. Hasta que, finalmente, en a partir del mes 8 le puedes dar alimentos más sólidos que consuma por su cuenta.

La lactancia es una de las formas de alimentación más importantes para el bebé y además  les permite sentir el calor de la madre. Aún así, no debe ser considerado el único método para alimentar a nuestro pequeño durante el primer periodo de su vida. Existen fórmulas especiales que pueden brindarle muchos de los nutrientes que necesitan.

Además, es necesario destacar que luego de los 6 meses el bebé requiere una mayor cantidad de vitaminas. Estas normalmente no se pueden aportar mediante la lactancia, por lo que requiere de alimentos complementarios.

Productos lácteos

Dichos alimentos han sido clasificados por el Código Internacional de Comercialización de Sustitutos de la Leche Materna, quienes certificaron su calidad.

  • En primer lugar se encuentran la leche infantil tipo 1, ideal para complementar la lactancia materna en los primeros 6 meses.  Esto se debe a que da un gran aporte nutricional pero no suelen requerir grandes procesos digestivos que sobrecarguen el sistema.
  • Leche infantil tipo dos es recomendada desde los 6 meses hasta el año.
  • Por último, tenemos a la leche infantil tipo tres que empieza a introducir otros ingredientes como los cereales. Es para niños de 1 a 3 años y suele ser considerada la transición para el consumo de leche completa.

Tips adicionales  

Dedicación completa

Es importante que al momento de dar de comer al niño la madre se dedique completa y pacientemente a él. Hablarle y mirarlo son técnicas que los ayudan a sentirse seguros. Además, pueden servir como motivación para estimularlos a comer.

Inocuidad alimentaria

Siempre es necesario tener en cuenta que el cuidado de los alimentos y la higiene con la que se manipula es determinante. Con ello se puede asegurar la buena alimentación del infante.

Aumentar las porciones

La cantidad de alimento que se le ofrece al niño debe ir aumentando gradualmente conforme a su edad. Es decir, es necesario ir agregando productos con componentes más completos y consistentes.

Variedad y buen gusto

Una buena manera de animarlos a comer es ofrecerle alimentos variados en cuanto a texturas y sabores. E ir aumentando la cantidad de comidas diarias. De hecho, es recomendable agregar meriendas o refrigerios que complementen la alimentación.

Ser precavidos ante posibles enfermedades

En caso de que el niño presente alguna enfermedad, la madre debe tomar las precauciones convenientes y alimentarle con mucho líquido. Esto ayudará a que se mantenga hidratado. 

Finalmente, debes recordar que la alimentación de tu niño es un elemento fundamental para su crecimiento. La escasez de la comida o malnutrición por falta de una dieta balanceada, pueden hacerlos padecer de graves enfermedades metabólicas. Entre ellas se encuentra la desnutrición, la diabetes, obesidad, etc.

Asegura la salud de tu hijo desde su primer día de vida dándole los nutrientes que su cuerpo necesita. Sigue nuestros consejos de alimentación y ayúdalo a disfrutar de una buena infancia. Toma en cuenta que el futuro del pequeño bebé depende de las acciones y decisiones de los padres durante su niñez, el periodo más importante de desarrollo. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...