Tomar antibióticos durante el parto altera la flora intestinal del bebé

Una investigación concluye que los antibióticos tomados durante el parto alteran la flora intestinal del bebé, especialmente si se trata de un bebé prematuro. El incorrecto establecimiento de bifidobacterias y bacteroides en el intestino puede dar lugar a diversas patologías en los bebés.

Antibióticos durante el trabajo de parto

Una investigación desarrollada por expertos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) concluye que tomar antibióticos durante el parto altera la flora intestinal del bebé, en el caso de los partos prematuros la alteración de la microbiota es significativa.

Es una investigación interesante cuyos resultados deberán ser tenidos en cuenta por los especialistas médicos. Los investigadores del CSIC explican que la colonización inicial del intestino por la microbiota supone la primera fuente de estímulos antigénicos que facilitan la maduración del sistema inmunológico, una alteración en este proceso incrementa el riesgo de que el bebé pueda sufrir diferentes enfermedades.

Según explican los expertos, que las madres tomen antibióticos en el momento del parto es algo habitual, se produce en un 30% de los partos, a las madres se les pueden prescribir antibióticos por distintas razones. Pese a ser una práctica habitual, hasta la fecha no se había evaluado qué efecto tendría en el desarrollo de la microbiota del recién nacido. Ha sorprendido constatar que los antibióticos que toma la madre tengan un impacto tan grande en el establecimiento de la flora intestinal.

El uso perinatal de antibióticos provoca el aumento de los niveles de enterobacterias (microorganismos patógenos) en la microbiota del recién nacido durante su primer mes de vida, lo que derivaría en diferentes complicaciones del sistema digestivo e inmunológico. Pero esto se agrava cuando se trata de un bebé prematuro, ya que como sabemos, todavía no se ha formado completamente. Es por ello que cuentan con menos población de bifidobacterias y bacteroides (microorganismos habituales en la flora intestinal) que los bebés nacidos a término, por lo que los efectos de la exposición perinatal a los antibióticos se incrementan de forma significativa.

En la investigación los expertos analizaron las heces de 40 recién nacidos, 27 prematuros y 13 nacidos a término, durante un periodo de tres meses. Gracias a la secuenciación masiva del ADN, técnica que permite analizar millones de fragmentos de ADN en un único proceso de secuenciación y en un tiempo récord, se ha podido analizar la flora intestinal empleando las secuencias del gen de ARN ribosomal 16S. Además se ha podido cuantificar la presencia de los distintos grupos microbianos en la flora intestinal, en el caso de los bebés prematuros las poblaciones eran más reducidas.

Gracias a esta investigación, se pueden desarrollar estrategias que permitan corregir estas alteraciones en la microbiota causadas por los antibióticos, y favorecer que se establezcan las poblaciones de bifidobacterias y bacteroides de una forma correcta en los bebés prematuros. De la investigación realizada por los expertos del CSIC, podéis conocer más detalles a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Pediatrics.

Foto | grggrssmr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...