Todo sobre la Hiperbilirrubinemia e Ictericia en los bebés IV

ictericia-4

Gracias a una serie de sencillos estudios y análisis que permiten evaluar los niveles de bilirrubina que se encuentra en la sangre de los recién nacidos, es posible hacer a tiempo un diagnostico acertado en los casos de Ictericia, y de esta manera poder aplicar el tratamiento más adecuado para revertir los efectos de la enfermedad, y evitar así la aparición de problemas más graves en los primeros años de vida de nuestros hijos.

La consulta médica, el diagnóstico precoz y el posterior tratamiento, permiten disminuir los riesgos de desarrollar enfermedades durante los primeros meses los meses, protegiendo de esta manera a los bebés de afecciones tales como el trastorno denominado Kernícterus, que puede llegar a provocar convulsiones y daño cerebral.

Una vez que ha sido detectada la Hiperbilirrubinemia, como así también el tipo de Ictericia que padece el pequeño, se puede comenzar a llevar a cabo un tratamiento puntual, el cual será indicado por el médico pediatra en base a una serie de factores relacionados con el bebé, entre los que se utilizan los siguientes:

  • Edad gestacional del bebé, estado general de salud y antecedentes médicos.
  • Gravedad de la enfermedad.
  • Tolerancia del pequeño a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Expectativas para la evolución de la enfermedad.
  • La opinión y experiencias propias de cada profesional.

Independientemente del tipo de tratamiento que se realice, los distintos métodos para revertir la enfermedad se basan  disminuir el nivel de bilirrubina y evitar que dicho nivel se incremente y pueda llegar a alcanzar valores peligrosos.

Actualmente se utilizan diferentes técnicas de tratamiento, entre las cuales suelen ser más utilizadas las siguientes:

  • Fototerapia: Se ha comprobado que la bilirrubina absorbe la luz, por lo que al exponer al bebé a la emisión espectral de luces azules especiales, se logra disminuir los niveles de bilirrubina y revertir los efectos de la Ictericia. Por lo general, la fototerapia es un método que suele administrarse durante todo el transcurso del día, y debido a sus propiedades, los resultados del tratamiento aparecen luego de algunas horas.
  • Manta de fibra óptica: Se trata de una variante de la fototerapia, pero en este caso se realiza con la utilización de una manta de fibra óptica, que se coloca debajo del cuerpo del bebé.
  • Exsanguíneo: Mediante la realización de una transfusión de sangre se lleva a cabo el cambio de la sangre del bebé que presenta Hiperbilirrubinemia por sangre nueva. A través de este método se logran aumentar los niveles de eritrocitos y así reducir la cantidad de bilirrubina en la sangre.
  • Interrupción de la lactancia: En el caso en que la Ictericia esté provocada por la alimentación del bebé, se suele optar por un tratamiento que consiste en la suspensión de la lactancia por un lapso de dos a tres días, durante los cuales la leche materna es reemplazada por leche de fórmula para bebés.
  • Tratamiento de toda causa subyacente de la Hiperbilirrubinemia: Este tipo de método suele implementarse en pequeños que presentan determinadas causas de aparición de Ictericia, por lo general relacionadas a la presencia de una infección.

Es importante destacar nuevamente que mediante una detección a tiempo y un diagnostico precoz de la Hiperbilirrubinemia y la Ictericia en los bebés, es posible evitar mayores problemas que pueden aparecer en el futuro.

Vía | Health System
Foto | Shoes on wires

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...