Todo sobre la Hiperbilirrubinemia e Ictericia en los bebés I

ictericia-1

Frecuentemente, los médicos pediatras reciben consultas de los padres en relación a determinados síntomas que presentan sus bebés por la preocupación que despierta en ellos observar que la piel de su hijo se ha tornado en un color amarillento. La incertidumbre y la falta de información acerca de esta afección hace suponer a los padres que su pequeño posee algún trastorno incomprensible para ellos.

En realidad, cuando los bebés presentan este tipo de síntomas es porque se encuentran padeciendo de un trastorno denominado Hiperbilirrubinemia, el cual produce una enfermedad llamada Ictericia. Ante este diagnostico, son muchos los padres que se preguntan cuál es el motivo de esta enfermedad y qué tratamiento es el más adecuado.

En principio, cabe destacar que básicamente la Hiperbilirrubinemia se trata de un trastorno originado por la producción excesiva de bilirrubina que entra en contacto con la sangre, que por lo general produce la destrucción de glóbulos rojos.

El organismo de los bebés no se encuentra preparado para poder eliminar la bilirrubina producida por su cuerpo, por lo que la sustancia se acumula en la sangre, en los tejidos y en los fluidos corporales. Esto es precisamente lo que suele diagnosticarse como Hiperbilirrubinemia.

La bilirrubina es una sustancia que se caracteriza por poseer un pigmento de coloración amarillo, y al entrar en contacto directo con la sangre, ocasiona que la piel y los tejidos del pequeño se vuelvan en una tonalidad amarillenta, lo que precisamente en términos médicos se denomina Ictericia.

Cuáles son los síntomas de la Hiperbilirrubinemia?

Si bien se trata de un trastorno que muchas veces puede llegar a ser difícil de detectar, lo cierto es que la Hiperbilirrubinemia presenta una serie de síntomas que como padres nos permiten determinar si es necesario realizar una consulta médica, para establecer un diagnóstico que determine la existencia de cantidad excesiva de bilirrubina en la sangre de nuestro bebé.

Cabe destacar que la Hiperbilirrubinemia puede presentarse de diversas formas, por lo que cada bebé puede llegar a sufrir diferentes síntomas, aunque los más comunes suelen ser los siguientes:

  • Coloración amarillenta de la piel del bebé. Por lo general, el tono amarillento suele comenzar en el rostro del niño y luego extenderse al resto de su cuerpo.
  • Escasa alimentación o letargo

Debido a que muchas veces los síntomas de la Hiperbilirrubinemia pueden llegar a ser relacionados con otros trastornos, ya que puede asemejarse a indicadores de diversas enfermedades, es necesario que al notar alguno de los síntomas mencionados se realice la consulta médica para determinar un diagnóstico que permita conocer con exactitud si nos encontramos frente a un caso de Hiperbilirrubinemia.

Para más información acerca de este trastorno, te invitamos a leer la segunda parte de este informe especial, donde te acercamos algunos detalles acerca de cuáles suelen ser las causas frecuentes de la aparición de la Hiperbilirrubinemia en los bebés.

Vía | Health System
Foto | Cabiria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...