Tiene alguna importancia en la lactancia materna si somos diestros o zurdos

Ser zurdo o derecho puede tener alguna importancia a la hora de dar lactancia, descubre cuales son

Descubre la importancia de dar lactancia siendo zurdo o derecho

No queda duda que la lactancia materna es una práctica altamente recomendada, ya que aporta nutrientes y múltiples beneficios para los bebes, tanto en sus primeros meses de vida como en su primera etapa de crecimiento. Esto ocurre porque cada mamífero produce leche naturalmente desarrollada para su cría, escenario que satisface los requerimientos y la demanda nutricional de cada humano y animal.

La importancia de la lactancia materna

Tanto para el niño, como para la madre, la lactancia materna ofrece numerosos beneficios. Por un lado, la leche materna protege al bebé de enfermedades, pues está compuesta de inmunoglobulinas A, lo que lo hace un alimento completo. De hecho, cifras evidencian que aquellos bebés que son amamantados durante sus primeros días de vida, tienen mayor posibilidad de sobrevivir y reduce la mortalidad infantil en un 45%.

Se ha comprobado que a largo plazo, los niños tienen un mejor desarrollo, desarrollan más anticuerpos y suelen ser adultos más sanos. Incluso, los especialistas han notado que desarrollan una mejor estructura facial aquellos bebe que han sido alimentados por medio de lactancia materna.

Pero las madres también se benefician, ya que resulta una práctica saludable, pues cuando el niño succiona el pecho genera liberación de oxitocina, lo que por un lado estrecha la relación de la mama y el bebé, y por otro lado, ayuda en el post parto para que el útero regrese a su tamaño natural, el dolor disminuya y se reduzcan las hemorragias.

Además, ayudan a que la madre vuelva fácilmente a su peso habitual, reduce las probabilidades de sufrir de cáncer de mama u ovárico, previene la anemia y eleva su autoestima. Como si fuera poco, según estudios, los niños que han sido amamantados, tienen un mayor y mejor desarrollo cognitivo y por tanto, favorece la educación y el aprendizaje, es decir, favorece un alto Coeficiente Intelectual (CI).

Lo que debes saber sobre la lactancia materna

Muchas madres suelen preguntarse hasta que edad deben amamantar a sus hijos y si luego de los seis meses afecta de algún modo mantener la lactancia materna, lo cierto es que los especialistas indican que no existe ningún tipo de contraindicación, pues de hecho los beneficios prolongan una buena salud tanto para el niño como para la madre.

Lo que sí es importante saber,  es que la leche materna cambia con el tiempo y se adapta a los requerimientos nutricionales del niño, quien a partir de los seis meses debe llevar una  dieta mixta, tanto de leche materna –del pecho o extraída y suministrada en biberón- como de alimentos sólidos que le proporcionen hierro, proteínas y vitaminas.

Cuando el bebé es amamantado, se crea un efecto relajante, por lo que malestares como fiebre, cansancio, dentición, vacunación o cualquier otra situación que pueda alterarlo, puede ser calmada mediante la lactancia materna.

La lactancia materna prolongada

Por supuesto que luego que el niño conoce los sabores y texturas propios de la comida, irá reduciendo tomas de leche materna. Lo común, es que la lactancia materna se reduzca a 500 ml diarios, pues predominará la comida como tal, por lo que se complementará la ingesta calórica del infante.

Ya a los 18 meses, el niño puede seguir con la lactancia materna, pero a este punto ya 29% de su alimentación dependerá de ser amamantado, y el mayor porcentaje corresponderá a frutas, verduras, carbohidratos saludables y porciones de proteína, es decir, una dieta saludable.

¿Sabías que la lactancia prolongada tiene sus beneficios? Mientras más tiempo amamantes a tu bebé, le ayudarás a estar más protegido a enfermedades, tanto comunes como un resfriado, al igual que a padecimientos como diabetes, leucemia, cáncer, problemas dentales, obesidad o enfermedades oculares. Aunque si excede de los 18 meses, que es la edad máxima, consulta con tu pediatra de cabecera sobre el proceso de destete.

¿Zurdos o diestros?

Recientemente, un estudio reseñado por la revista de ciencia  Laterality: Asymmetries of Body, Brain and Cognition, reveló que luego de investigar la rutina de 60.000 madres y sus bebés, en al menos 5 países, se podía determinar si la duración del periodo de lactancia podía incidir en la selección de la mano dominante de cada infante.

Luego de realizar siete encuestas integrales a las madres elegidas para el estudio, fue posible determinar que aquellos bebés que recibieron lactancia materna, desarrollaban mayor probabilidad de desarrollar la motricidad fina de su brazo derecho; siendo el caso contrario en aquellos bebés que fueron alimentados con fórmula.

Por otro lado, los investigadores también notaron en las encuestas, que aquellos bebés que fueron amamantados por un periodo menor a un mes, tenían 9% mayor probabilidad de ser zurdos, al contrario de aquellos bebés que fueron amamantados por varios meses.

Según el análisis, mientras más tiempo se suministre lactancia materna a un niño, tendrá menos probabilidad de ser zurdo, y por ende ser diestro. Sin embargo, los bebés amamantados por más de 9 meses, no registraron cambios significativos en lo que respecta a la selección natural de su lateridad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...