Tenerife, un lugar ideal para viajar con niños

Cuando tenemos niños en casa, escoger un lugar de vacaciones se convierte en todo un desafío. Por su cercanía a la Península y por su clima alejado de las temperaturas extremas, Tenerife se consagra como una de las opciones más interesantes para viajar con los más pequeños.

Aunque los que no lo han experimentado no son conscientes de ello, ser madre o padre es un trabajo a tiempo completo que requiere de todo nuestro esfuerzo, concentración y capacidad y que, además, es una de las labores más complejas y extenuantes que podemos encontrarnos.  Y lo más importante de todo, es un trabajo en el que no existen los descansos ni las vacaciones. Por ello, de  cara a planificar nuestro destino vacacional cuando tenemos un niño en nuestra familia, debemos de tener en cuenta varios aspectos que nos ayudarán a desconectar de la rutina consiguiendo que los más pequeños también disfruten.

Tenerife es uno de los lugares más adecuados para viajar con niños.

Los lugares de playa suelen ser la opción  más escogida para pasar las vacaciones cuando hay “peques” por medio. En este sentido, y dado que normalmente a los más pequeños de la casa les suele suponer un fastidio el tener que realizar un viaje largo, lo más común y acertado suele ser optar por un destino nacional que combine sol y playa, de tal manera que el viaje no será demasiado largo y tanto los padres como los hijos podrán disfrutar del sol y los juegos en la arena.

Tenerife puede ser uno de los destinos más adecuados si tenemos en cuenta todo lo que hemos comentado anteriormente. A tan solo una hora y media de la Península en avión, hoteles de Tenerife están dotados con una gran cantidad de extras, como pueden ser gimnasios, spas, actividades de animación  e incluso, en algunos de ellos, podemos encontrarnos con servicios de guardería que permitirán  los padres tener un  merecido descanso sin que ello implique que los pequeños estén desatendidos. Por otro lado, el clima isleño, más suave que el peninsular incluso en los días más calurosos y que ha hecho que se conozca a la isla como “el lugar de la eterna primavera” es más adecuado para los menores, que no deben exponerse a las altas temperaturas.

Y como no todos puede ser playa, cuando cae la tarde y nos apetece dar un paseo o salir a disfrutar de la zona que hemos escogido para pasar unos días de descanso, Tenerife ofrece un gran número de posibilidades que van desde la vista a sus múltiples templos, como la Basílica de la Candelaria o la Catedral de Nuestra Señora de la Laguna, hasta el paseo por sus calles observando la combinación de casas señoriales con otros edificios más humildes construidos con patios interiores al estilo andaluz.

Imagen: Playa de Torviscas en Tenerife. Mataparda en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...