Técnicas de reanimación y estimulación para bebés prematuros

Hemos conocido una historia sorprendente en la que un bebé prematuro, cuya muerte había sido certificada, volvió a la vida tras estar durante dos horas acurrucado sobre el pecho de su madre. Parece evidente que queda mucho por investigar sobre las técnicas de reanimación y estimulación para bebés prematuros, la prueba parece evidente, un bebé supuestamente muerto, de sólo 27 semanas de gestación y 900 gramos de peso, volvió a la vida y hoy en día está perfectamente, fuerte y sano.

El caso tuvo lugar en Australia, una madre dio a luz prematuramente gemelos, uno fue estabilizado por el personal sanitario, y el otro, tras intentar estabilizarlo durante 20 minutos no logró salvar la vida y se certificó su muerte. La madre pidió que le dieran a su bebé muerto y lo acurrucó en su pecho. Durante dos horas lo acarició, le profirió palabras amorosas explicándole que le esperaría en la vida si despertaba. A las dos horas el cuerpo del bebé empezó a reaccionar para sorpresa de todo el personal médico, podríamos decir que esta maniobra debería ser incluida en las técnicas de reanimación y estimulación para bebés prematuros.

Toda la historia se explica en la publicación digital Dailymail, Kate Ogg es la madre que noaceptó la pérdida de su bebé, gracias a su perseverancia el bebé no yace ahora bajo tierra. Ahora la madre australiana acude a los platós de televisión y habla sobre la importancia del contacto con la piel, esto nos recuerda los beneficios que ofrece el método canguro, o la necesidad de ofrecer lactancia materna tras el parto y los numerosos benéficos que ello ofrece. En ambos casos el contacto físico con la madre es muy importante.

Sería interesante dar un vistazo al post 24 horas con el bebé prematuro, cada vez son más los especialistas que abogan por un contacto más continuado entre los padres y los bebés nacidos pretérmino. Volviendo a la noticia, en el campo de la reanimación neonatal quedan muchas incógnitas por desvelar ante este tipo de sucesos. Los médicos del hospital australiano tiraron la toalla, menos mal que permitieron a la madre acunar a su bebé supuestamente muerto, como dicen en el artículo mencionado, gracias al instinto de la madre, Jamie está junto a sus padres.

Para algunas personas, se trata de un “milagro”, para otras existe una explicación científica y por el momento desconocida que abre una puerta de esperanza, esperemos que la ciencia médica neonatal avance lo suficiente como para comprender lo ocurrido, quizá en otros casos similares también se habría podido salvar a los bebés prematuros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...