Smart baby case

Transportador de bebés

Navegando por la red he encontrado un curioso prototipo de cochecito o silla de paseo para transportar al bebé en largas distancias de “forma segura y cómoda”, al menos así lo aseguran sus desarrolladores, se trata del Smart baby case. El prototipo está inspirado en la forma elíptica de un huevo, algo que también puede recordarnos al vientre materno por la semejanza con su forma.

Smart baby case es un cochecito de bebés muy vanguardista, su imagen podría recordarnos perfectamente a una maleta de viaje, lo que en mi opinión parece alejarse de la calidez y la delicadeza que caracteríza a los diseños de los actuales cochecitos de bebés. El atrevido prototipo ha sido diseñado por Pouyan Mokhtarani, con el propósito de innovar en el transporte del bebé. No sólo llama la atención el diseño de Smart baby case, las funcionalidades que incorpora son sorprendentes, tiene un filtro de aire purificado que garantiza un aire limpio en el interior, se activa dependiendo del grado de contaminación ambiental.

Smart baby case tiene dos puertas, una para introducir al bebé y otra para poder mantener contacto con el sin necesidad de sacarlo de su confortable carrito. Según cuenta el diseñador, se recomienda no mantener al bebé más de tres horas dentro de Smart baby case porque considera inadecuado que el pequeño esté tanto tiempo sin el contacto directo con su madre.

Otra de las particularidades de Smart baby case, es su sistema de limpieza, el carrito es capaz de detectar el grado de humedad del bebé y si ha realizado alguna de sus funciones biológicas, en este caso se pone en marcha un mecanismo para eliminar los excrementos o la orina gracias a una bomba de agua, que permiten trasladar los residuos producidos a una cámara de almacenamiento a través del sistema de tubos y aspiración, es decir, no es necesario cambiar el pañal, ¿le aplicará además crema hidratante?

Smart baby case

En cuanto a la parte interna del transportador de bebés, unas almohadillas recubren toda la estancia para garantizar seguridad y confort al bebé durante los viajes. Las almohadillas, están colocadas en la cabeza y la columna vertebral del bebé, y su relleno fluido actuaría de sistema de amortiguación ante la posibilidad de recibir algún golpe.

De momento es tan sólo un prototipo, ya veremos si alguna compañía decide fabricarlo y si los padres aceptarían un sistema con las características mencionadas. En mi opinión es una apuesta arriesgada, y aunque pretende ser un producto práctico, me plantea muchas preguntas de difícil respuesta. ¿Qué opináis?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...