Síntomas de la dentición decidua o dentición de leche

Los síntomas de la dentición decidua o dentición de leche son fáciles de identificar, antes de que aparezcan los primeros dientes, el bebé tiene más baba de lo habitual, se mete los dedos y los puños en la boca, está más irritable, etc.

aparición de los dientes de leche

Anteriormente hemos hablado de los dientes de leche, de los cuidados que deben recibir o de cuando suelen ser sustituidos por los dientes permanentes, pero nos quedaba en el tintero hablar de los síntomas de la dentición decidua o dentición de leche.

El proceso de dentición es sintomático, es decir, aparecen señales que delatan que algo está sucediendo o va a suceder, en este caso la salida de los dientes de leche. Los síntomas que delatan que se está desencadenando el proceso de dentición son varios, el bebé tiene más baba de lo habitual, la razón es que la dentición produce la estimulación de saliva, se mete en la boca con mucha frecuencia los dedos y los puños, parece que tiene un deseo irrefrenable de morder a fin de poder presionar las encías.

Estos son los primeros signos que evidencian la dentición decidua, a medida que el proceso avanza aparecen otros como una irritabilidad fuera de lo habitual debido a las molestias y el dolor que están sufriendo en las encías, en algunas ocasiones también pueden padecer unas décimas de fiebre a causa de la inflamación de las encías. A esto hay que añadir que se puede producir una disminución del apetito causada por el dolor que puede producir succionar la leche.

Las piezas dentales aparecen cronológicamente y no todas están asociadas a estos síntomas, entre los 6 y 7 meses de edad suelen aparecer los incisivos centrales inferiores, a partir de los 7 meses aparecen los incisivos centrales superiores, un mes después aparecen los incisivos laterales superiores e inferiores. El resto de piezas dentales aparecerán gradualmente, la última fase de la dentición decidua se producirá entre los 21 y 30 meses de edad y aparecerán los segundos molares inferiores y superiores.

Para los bebés la aparición de los dientes de leche es un proceso molesto y doloroso, pero los síntomas se pueden aliviar en cierta medida con mordedores, realizando masajes suaves con el dedo y agua fría en las encías, caricias, compañía y cariño, etc. En ningún caso se pueden proporcionar medicamentos a los bebés, a no ser que lo prescriba el especialista médico, en algunos casos se puede recomendar un antiinflamatorio pero no es lo habitual.

Los síntomas de la aparición de los dientes de leche son fácilmente identificables y delatan cambios en el organismo que se prepara para poder empezar a procesar alimentos sólidos.

Foto | Carolina L. Llano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...