Silla de retención infantil Pearl

Bebé Confort

En la fotografía podéis ver la silla de retención infantil Pearl, una silla de coche del GRUPO 1, es decir, para niños de 9 a 18 kilos de peso (de 9 meses a 4 años de edad), con características y prestaciones interesantes. El diseño es elegante y discreto, aunque lo que realmente se debe valorar es la seguridad que ofrecerá al pequeño ocupante. Cuenta con una innovadora base FamilyFix, una plataforma que se instala rápidamente en el coche y que permite colocar tanto una silla de seguridad del GRUPO 0 como una del GRUPO 1, en ambos casos, se usa el sistema de seguridad IsoFix, el más eficaz del mercado hasta el momento.

Pero antes de seguir detallando todo lo que ofrece la silla de coche Pearl, quisiermos hacer una pequeña introducción. Una silla de retención es un accesorio de obligada compra para aquellas familias que tienen bebés y viajan en coche, es el mejor elemento de seguridad que se le puede brindar a un niño, y la garantía de que ante un impacto, el riesgo de lesiones o muerte se reduzca significativamente. En nuestra opinión debería existir una legislación que obligara a su compra y más sabiendo que las campañas de concienciación no terminan de hacer efecto, sería interesante ver el vídeo del post el post La DGT muestra la irresponsabilidad de muchos padres.

Tras este pequeño inciso, volvemos a la silla de retención infantil Pearl que nos ofrece Bebé Confort. Su diseño es envolvente y ergonómico, por lo que resultará muy cómoda para los niños. Cuenta con protecciones laterales que ante un impacto frenarán al pequeño absorbiendo la energía cinética provocada. Como en la mayoría de sillas de coche del mercado, su respaldo se puede colocar en cinco posiciones adaptándose a las necesidades del niño, el respaldo, el reposacabezas y el arnés de seguridad se ajustan al unísono y por delante, para adaptarse a las condiciones físicas en cada etapa del desarrollo.

[buy-product id=”420757″ align=”right”]

El arnés de seguridad cuenta con cinco puntos de retención y su cierre es centralizado, pero además en este cierre se ha colocado un dispositivo electrónico que mediante un pitido y una luz indica que la silla se ha instalado correctamente sobre la base, algo muy importante, recordemos que una silla mal colocada resta muchísima protección. Con respecto a la instalación en el automóvil, se realiza fácilmente y se coloca con un sistema de clic que la fija perfectamente a la base. Al ser una silla tan compacta se adapta fácilmente a todo tipo de vehículos.

La valoración que han realizado los organismos competentes ha sido muy satisfactoria, esta es una característica a tener en cuenta a la hora de adquirir una silla de seguridad para el coche. Con respecto a la oferta de colores, es muy variada, negro, rojo, azul, violeta, etc. Encajará perfectamente con la tapicería del coche. La relación calidad/precio es bastante buena, podéis adquirir la silla de retención infantil Pearl en tiendas de bebés por un precio de 242 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...