Silla de paseo monopatín

Longboard es un artilugio que combina la funcionalidad de una silla de paseo y un monopatín, se presenta como un proyecto de movilidad urbana y parece ser que terminará comercializandose en el mercado.

En este vídeo podéis ver una curiosa silla de paseo monopatín, se trata de un experimento de movilidad urbana que pretende satisfacer a un segmento de población reducido apasionado por el mundo de los monopatines. Longboard es una silla de paseo que se presenta como una alternativa para poder disfrutar de un modo diferente de los paseos y a la vez recorrer trayectos más largos sin cansarse, sin embargo, a diferencia de los cochecitos tradicionales, este artilugio encierra algunos riesgos.

En realidad la silla Longboard tiene más de monopatín que de silla de paseo, básicamente se ha sujetado un asiento infantil con manillar a un monopatín de cuatro ruedas, con una tabla algo más amplia para proporcionar estabilidad. Sus creadores indican que al margen de las cuestiones morales o de la seguridad, funciona como se esperaba. Para unos el concepto es una locura, para otros una genialidad, de hecho, la silla de paseo monopatín se ha logrado alzar con el premio OVAM Eco PRO 2012, galardón que reconoce el carácter innovador y sostenible del producto, podéis conocer más detalles a través de la página oficial de OVAM Ecodesign.

Hay que decir que este cochecito monopatín es un prototipo y sigue enmarcado en un trabajo de desarrollo e investigación y está implicada la marca de sillas de paseo Quinny. Parece ser que los responsables están decididos a lanzarlo al mercado, aunque no se sabe ni el precio ni cuando se realizará la presentación oficial. Posiblemente llame la atención de algunos padres y quieran adquirirlo.

En el vídeo podéis ver la velocidad que alcanza este cochecito, por supuesto, no es apto para llevar a bebés, la silla está adaptada para niños a partir de 24 meses de edad. La verdad, es preferible esta silla de paseo monopatín, al cochecito de bebés más rápido del mundo, recordemos que tenía un motor de gasolina de 125 cc, podía correr a 80 kilómetros/hora y por supuesto es mucho más peligroso que la silla Longboard. Si queréis conocer más detalles del proyecto, os recomendamos acceder a la página oficial de Longboard Stroller

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...