Silla de paseo Espresso de Inglesina

Inglesina

Inglesina es una marca que desde la década de los 70 ha trabajado en el mundo de las sillas de paseo especializándose, y siendo todo un referente en este segmento a nivel nacional e internacional. Sus productos de puericultura pesada conjugan el diseño, la elegancia y la practicidad, aunque sus principales valores y objetivos, son el confort y la seguridad de los bebés. Hoy nos hacemos eco de la silla de paseo Espresso, silla compacta ideal para las familias que viven en las grandes ciudades.

El cochecito Espresso de Inglesina tiene una estructura fabricada en aluminio de alta densidad, por lo que es muy resistente y ligera, tan sólo pesa 8’6 kilos. Las ruedas son dobles, las delanteras se pueden colocar fijas o pivotantes de 360 grados, las ruedas traseras cuentan con amortiguaciones y un sistema de freno centralizado por palanca que mantendrá perfectamente inmovilizada a Espresso.

Cuenta con una gran cesta portaobjetos fabricada con tejido de malla y una base reforzada para soportar mejor el peso, pero también incluye un gran bolsillo en la parte trasera del respaldo, por lo que la capacidad de guardar complementos y accesorios del bebé es mayor. El manillar es de tipo cerrado por lo que se puede conducir con una sola mano, está forrado con un material de tacto agradable y es regulable en altura para adaptarse a las condiciones físicas de cada padre.

Otra característica a destacar es el plegado, se realiza de forma sencilla compactándose perfectamente y ocupando muy poco espacio. Con respecto a los bebés, la comodidad está garantizada, el asiento es de tipo envolvente, acolchado y es ergonómico, respeta la postura natural del cuerpecito de los bebés. El respaldo se puede colocar en tres posiciones diferentes que se accionan con un control centralizado, como se trata de un cochecito que puede ser utilizado desde el nacimiento del bebé, el respaldo prácticamente se coloca en un angulo de 180º.

La silla de paseo Espresso garantiza la seguridad de los bebés con un arnés de cinco puntos de retención, es un arnés evolutivo con cintas acolchadas, se adapta al desarrollo de los bebés. Cuenta además con un reposapiés ajustable en dos posiciones y un apoyabrazos que se abre fácilmente para poder colocar al bebé con más facilidad.

La capota de Espresso es muy amplia y se puede inclinar hacia adelante para resguardar con más facilidad al bebé, en su parte trasera tiene una pequeña ventana que permite vigilar al pequeño durante el paseo. Todos los tejidos de la silla se pueden desenfundar con facilidad y se pueden lavar a mano a una temperatura de 30 grados centígrados. La silla de paseo Espresso se ofrece en diferentes colores para satisfacer los gustos y preferencias de las familias, rojo, verde, morado, negro, etc.

Puedes adquirir la silla de paseo Espresso en tiendas de bebés por un precio que ronda los 200 euros, será un magnífico regalo de Navidad para quienes acaban de ser padres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...