Si los niños eligen lo que quieren comer, se reduce el riesgo de sobrepeso infantil

Hábitos alimentarios en los niños

Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), determina que si los niños eligen lo que quieren comer, se reduce el riesgo de sobrepeso infantil. El estudio concretamente habla de los bebés a partir de 20 meses de edad, los investigadores indican que los padres deberían ofrecerles una variedad de pequeñas porciones de alimentos y que ellos elijan, se entiende que se habla de alimentos saludables.

Al parecer, la libertad de elección alimentaria en los niños ofrece un impacto positivo que favorece el desarrollo de hábitos saludables en lo que respecta a nutrición, algo muy importante para combatir el sobrepeso y la obesidad. Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron un seguimiento a 155 niños con edades comprendidas entre los 20 meses y los 6’5 años de edad, paralelamente se les pidió a los padres que rellenarán un cuestionario para conocer las preferencias y hábitos alimenticios de los niños sujetos a estudio.

A los niños se les dividió en dos grupos, uno formado por 92 pequeños que podían elegir la alimentación y otro grupo formado por 63 niños que se alimentaban mediante papillas preparadas por sus padres y sin posibilidad de elección. En ambos casos, los pequeños recibieron los nutrientes necesarios para su desarrollo, frutas, verduras, carbohidratos, proteínas, etc. Se constató que los niños que elegían los alimentos solían comer más carbohidratos que los niños que eran alimentados por sus padres con papillas.

Curiosamente, este último grupo de niños tenían especial predilección por los alimentos dulces a pesar de que a través de las papillas habían recibido más cantidad de frutas, vegetales o carbohidratos que los niños que eligieron su alimentación y disfrutaron de bocadillos variados. Tras finalizar el estudio se determinó que el porcentaje de niños con sobrepeso y obesidad era mayor en el grupo de niños alimentados con papillas. Para los expertos la respuesta es que tras la lactancia materna, permitir la elección de alimentos contribuye a que los pequeños aprendan a regular el consumo alimentario, en consecuencia aumenta la preferencia por los alimentos sanos y el IMC es más reducido.

Al respecto de la noticia que hemos conocido a través de ABC, podemos decir que existen varias complicaciones, es difícil imaginarse a unos padres llevando varios tipos de alimentos para que el pequeño decida, hay que tener en cuenta el ritmo de vida, la falta de tiempo, y otras cuestiones que provocarían que este tipo de iniciativas no prosperase. Como ya hemos indicado en otras ocasiones, los resultados de un estudio deben ser contrastados y avalados por los resultados de nuevos estudios, posiblemente en un corto plazo de tiempo conoceremos más noticias sobre las conclusiones que se han obtenido.

Podéis conocer más detalles del estudio que determina que si los niños eligen lo que quieren comer, se reduce el riesgo de sobrepeso infantil, a través del artículo de la Universidad de Nottingham, o a través de la publicación científica BMJ (British Medical Journal).

Foto | Subewl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...