Se pide enriquecer con ácido fólico la harina para prevenir defectos de nacimiento en el Reino Unido

A pesar de todos los argumentos que han proporcionado varios investigadores al Gobierno del Reino Unido sobre la necesidad de enriquecer con ácido fólico la harina para prevenir defectos de nacimiento, el Comité Asesor Científico sobre Nutrición mantiene sus directrices por temor a que un ingesta excesiva de este elemento pueda causar problemas de salud a la población.

Folato

Enriquecer con ácido fólico la harina para prevenir defectos de nacimiento es una medida que se ha introducido en 81 países del mundo sin mayores contratiempos como una estrategia efectiva para la prevención de defectos del tubo neural como, por ejemplo, la espina bífida y la anencefalia, dos de las malformaciones congénitas serias más comunes. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la mayoría de los casos de estas malformaciones se pueden prevenir con un consumo adecuado de ácido fólico antes y durante los primeros meses del embarazo.

Pero en el Reino Unido esta estrategia no se ha introducido debido al establecimiento de un nivel de ingesta máximo tolerable de ácido fólico de fuentes naturales y suplementos que es de 1 miligramos diario, lo que supone una elevada ingesta de este elemento. Los expertos consideran que un consumo superior del folato es innecesario, pero eliminar esta regla podría permitir la fortificación de la harina siendo un sistema preventivo efectivo como ya se ha demostrado en otros países.

Los expertos comentan que no fortalecer la harina con ácido fólico para prevenir defectos del tubo neural es como tener una vacuna contra la polio y no usarla, teniendo en cuenta que todos los días en el Reino Unido se realizan una media de dos abortos a causa de este tipo de defectos, y que cada semana al menos dos mujeres dan a luz un bebé que sufre los problemas indicados, se hace necesario adoptar la estrategia de fortificar la harina y eliminar el nivel máximo de ingesta de folato establecido en el país.

Muchos expertos han recomendado esta estrategia en el Reino Unido, se ha hablado en numerosas ocasiones, pero no se ha hecho nada al respecto, en cambio, en países como Estados Unidos constataron rápidamente sus beneficios y en 1998 establecieron la fortificación de los cereales para el desayuno con ácido fólico. El problema radica en la creencia de que un consumo por encima del límite establecido puede perjudicar la salud, a algo cuestionado en otras investigaciones.

En la actualidad los esfuerzos se centran en la fortificación con hierro, calcio y otras vitaminas B (niacina y tiamina) en la harina, los expertos consideran que es necesario enriquecer la harina con ácido fólico en la estrategia de prevención. Son muchos los organismos de salud que solicitan al gobierno del país los cambios oportunos, sin embargo, el Comité Asesor Científico sobre Nutrición mantiene su enfoque prudente y sigue apostando por las reglas adoptadas hasta el momento.

Ahora, nuevamente se pide enriquecer con ácido fólico la harina para prevenir defectos de nacimiento en el Reino Unido, aportando datos que prueban todos los beneficios que puede brindar esta estrategia y aliviando las preocupaciones injustificadas sobre los límites de la ingesta con ácido fólico. Posiblemente, el Gobierno del país desestimará esta estrategia adoptada por muchos países donde se ha demostrado que es efectiva, sobre todo sabiendo que el Comité Asesor Científico sobre Nutrición ya desestimó realizar los cambios sugeridos.

Por tanto, seguirán produciéndose abortos y nacimientos con defectos del tubo neural, porque las mujeres siguen sin recibir la cantidad de folato necesaria. Podéis conocer más detalles de la investigación través de este artículo publicado en BMC.

Foto | Euthman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...