Sacaleches

Succión de leche materna

El sacaleches es un aparato ideal para realizar la extracción de leche materna de forma sencilla e indolora, y almacenarla para su posterior uso. Con el sacaleches se pueden superar “problemas” como el exceso de leche o las dificultades del bebé a la hora de realizar la succión. El sacaleches es además una herramienta ideal que permite la vuelta al mundo laboral de la madre y el deseo de seguir proporcionando leche materna al bebé. La verdad es que se pueden citar distintos motivos para utilizar el sacaleches, lo que muestra la importancia de este aparato en la alimentación del bebé.

En el mercado se ofrecen diferentes modelos de sacaleches o extractores de leche materna que satisfacen las necesidades y preferencias maternales, podemos encontrar sacaleches eléctricos o mecánicos, cada grupo ofrecerá ventajas o desventajas según la situación particular de cada madre.

Los sacaleches mecánicos o manuales logran extraer la leche materna gracias a la fuerza ejercida por la mano sobre la bomba de succión, esta bomba logra crear el vacío cada vez que se presiona la “pera”. Este tipo de sacaleches ofrecen como ventajas un tamaño más reducido y un control sobre la velocidad, la intensidad o el tiempo de pausa de la succión.

En los sacaleches eléctricos, la fuerza ejercida por la mano es sustituida por la fuerza ejercida por el motor eléctrico, dependiendo del modelo de sacaleches eléctrico, se pueden ajustar todos los valores de los sacaleches manuales, aunque en la mayoría sólo se pueden ajustar los parámetros de velocidad de succión e intensidad de fuerza. Otra diferencia significativa que encontramos entre los dos tipos de extractores de leche es el precio, por eso, antes de comprar un sacaleches es interesante valorar qué necesidades tenemos y cuál de los dos aparatos podrá cubrirlas mejor.

Un extractor de leche imita la succión que realiza el bebé cuando toma el pecho y almacena la leche extraída en un recipiente inferior, posteriormente se puede trasvasar su contenido a unos recipientes adecuados para congelar la leche para su posterior uso. Los especialistas aconsejan estimular los pezones antes de comenzar la extracción a fin de lograr una mayor fluidez en la extracción de leche, también recomiendan que la extracción se realice en las primeras horas del día, ya que la cantidad de leche acumulada suele ser mayor, pero siempre teniendo en cuenta los horarios de las tomas del bebé.

Recuerda que la conservación de la leche debe realizarse llenando los envases para una sola toma, sobrepasar esta medida sería desperdiciar leche materna y ya sabemos lo valioso e importante que resulta este alimento para el bebé. A la hora de descongelar la leche para proporcionar la toma, se puede realizar de dos formas, si no la necesitas en el momento y debe estar lista para el día siguiente, basta con sacarla del congelador y ponerla en la nevera. Si la leche se ha de utilizar en el momento, hay que tener en cuenta que el descongelado no debe realizarse en el microondas, es preferible realizarlo bajo el grifo de agua caliente hasta que se encuentre a temperatura ambiente, posteriormente hay que agitar la leche para que recupere su estructura y homogeneidad. Tampoco se debe hervir ya que perdería sus magníficas cualidades.

Saca leches eléctrico

Dependiendo de la edad del bebé, la extracción de leche será mayor o menor, el motivo es que cuanto al ser mayor, introducimos más alimentos sólidos en la dieta del bebé, con lo que las necesidades de leche materna son menores.

Volviendo al tema sobre qué uso se le dará al sacaleches y qué tipo será el más adecuado, si es para uso ocasional y como apoyo a la lactancia, bastará con adquirir un sacaleches manual, si es por la vuelta al mundo laboral y el tiempo limita significativamente la opción de poder ofrecer al bebé leche materna, merecerá la pena un sacaleches eléctrico con el que poder almacenar suficiente leche. Por el contrario, si estando en el mundo laboral la extracción de leche sólo servirá para cubrir ocasionalmente alguna toma, la mejor elección será el sacaleches manual.

Algo que debemos tener presente es la copa del sacaleches, ésta debe adaptarse perfectamente al pecho, en la mayoría de sacaleches se ofrece una medida estándar, dependiendo del tamaño y forma del pecho, es posible que esta medida no se adapte bien y sea necesario recurrir a una copa específica que puede adquirirse aparte.

Cuando un bebé está ingresado en el hospital, sea por ser prematuro o porque está enfermo, la opción más recomendable será un sacaleches eléctrico doble, se trata de un aparato que puede extraer la leche de los dos pechos a la vez si se desea, de este modo se ahorra significativamente el tiempo empleado en la extracción, además con esta modalidad se logra aumentar la producción de leche materna, algo requerido para las madres de niños prematuros por la cantidad de tomas que se deben administrar.

Generalmente todos estos aparatos son fáciles de desmontar y lavar pero hay que tener en cuenta que se debe realizar una correcta esterilización de ellos para evitar causar problemas de salud al bebé. Cada aparato tiene determinadas necesidades de esterilización y generalmente se ofrecen las instrucciones del método más adecuado junto al sacaleches. Quedan algunos temas pendientes sobre estos aparatos y los trataremos en posteriores post, el sacaleches es un elemento importante dentro del mundo de la lactancia materna y por ello merece una especial atención.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...