Rotavirus

Rotavirus

Cada año uno de cada 68 niños es hospitalizado y más de 13.000 niños en España acude a urgencias a causa de la gastroenteritis por rotavirus. Los rotavirus son la principal causa de una enfermedad denominada gastroenteritis, los niños pequeños especialmente los bebés tienen un especial riesgo de contraer una infección por rotavirus.

Los primeros síntomas suelen ser fiebre, vómitos y malestar en el estómago seguido de diarrea líquida que puede durar de tres a nueve días. En los casos graves el niño puede experimentar más de20 episodios de diarrea o vómitos en un sólo día. La gastroenteritis puede conducir a una deshidratación que puede rápidamente convertirse en un cuadro grave. Si tu hijo se muestra especialmente débil, cansado, apático, irritable, con los ojos hundidos o sin brillo, la boca seca, llora sin lágrimas y los deditos de manos y pies fríos, podría estar sufriendo una deshidratación grave por lo que hay que acudir inmediatamente a urgencias.

Los estudios demuestran que prácticamente todos los niños serán infectados por rotavirus antes de cumplir los cinco años, los casos graves afectan normalmente a niños entre 6 y 24 meses, puede que padezcan más de una infección aunque la primera es sin duda la más grave.

Si el niño contrae el rotavirus lo más importante es tratar de prevenir la deshidratación, por medio de soluciones orales, aunque lo primero es acudir a su pediatra que evaluará el caso y determinará las recomendaciones oportunas para mantener al niño hidratado. No hay manera de predecir que bebés desarrollarán el rotavirus, pero si sabemos que en España los rotavirus son responsables de unas 45.000 consultas al pediatra, de entre 150.000 y 200.000 casos atendidos en el domicilio y de unos 5.000 los que tienen que ser ingresados en el hospital. Aunque parezca difícil de creer cada minuto muere un niño en el mundo y cada día uno en Europa por culpa de una infección por rotavirus. Los pediatras insisten en vacunar contra el rotavirus, la OMS propone que se incluya la vacuna del rotavirus en todos los programas de vacunación.

Los rotavirus se transmiten muy fácilmente, los niños infectados eliminan una cantidad de ellos por las heces que luego se pueden diseminar por las manos contaminadas o por objetos como juguetes, utensilios para preparar las comidas… Situaciones de niños en contacto con otros como en las guarderías o con una higiene inadecuada pueden favorecer el contagio. Además los rotavirus pueden sobrevivir semanas tanto en agua como en manos y superficies y la mayoría de jabones y desinfectantes habituales no consiguen eliminarlos.

Vía| Folleto AEP
Foto| Jerome Salort

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...