¿Riesgo de caries dental por la lactancia materna prolongada?

Una investigación realizada por expertos australianos concluye que amamantar a los bebés más allá de los 24 meses recomendados por la OMS (lactancia materna prolongada), incrementa el riesgo de que los niños sufran una caries dental severa a los 5 años de edad. Si no se supera ese periodo de lactancia, no se constata que se incremente el riesgo de caries.

Investigación lactancia materna y caries

Según los resultados de un estudio desarrollado por expertos del Australian Research Centre for Population Oral Health de la Universidad de Adelaida (Australia), la lactancia materna prolongada no es un factor de riesgo de caries dental para los niños. Los expertos explican que hasta la fecha, se habían realizado pocos estudios para evaluar la relación entre la duración de la lactancia materna y el riesgo de caries en la dentición primaria, independientemente del consumo de azúcar.

En este estudio de salud oral se realizó un seguimiento a 1.303 bebés nacidos en el sur de Brasil, la información sobre las pautas y duración de la lactancia materna se recopilaron desde el nacimiento de los bebés, a los 3, 12 y 24 meses de edad. Por otro lado, los datos sobre el consumo de azúcar se recabaron a la edad de 24, 48 y 60 meses de edad.

Tras analizar todos los datos, se constató que a los 60 meses la prevalencia de caries dentales severas fue del 23’9%, teniendo hasta 2’4 veces mayor riesgo de sufrir caries los pequeños amamantados durante más de 24 meses, que los que fueron amamantados solamente durante los primeros 12 meses de vida.

Los expertos comentan que el periodo de lactancia comprendido entre los 13 meses y los 23 meses no tuvo ningún efecto en el incremento del riesgo de sufrir caries dental, lo que avala la recomendación de la OMS sobre el periodo de lactancia. Ante estos resultados, los investigadores advierten que amamantar a los bebés más allá de los 24 meses recomendados por la OMS, aumenta el riesgo de que los pequeños sufran caries. También comentan que la lactancia materna es muy beneficiosa, pero igualmente es necesario que se introduzcan los hábitos de higiene bucal lo antes posible.

Da la impresión de que el estudio pueda tener defectos de procedimientos, no se puede decir que la lactancia materna prolongada es un factor de riesgo para sufrir caries, independientemente del consumo de azúcar que realicen los niños, ya que quizá es el consumo de azúcar lo que eleva el riesgo de caries sin que tenga nada que ver la lactancia materna prolongada. No se proporciona información sobre los niveles de azúcar consumidos en cada periodo o etapa analizada, se desconoce la alimentación complementaria proporcionada por las madres, si se alternaba el uso del biberón con la lactancia, etc.

En definitiva, será interesante esperar a que se desarrollen nuevos estudios que, o bien ratifiquen los resultados obtenidos en esta investigación, o bien los desmientan, atribuyendo el factor de riesgo de sufrir caries a la alimentación complementaria y a la deficiencia en la introducción de las pautas higiénicas bucales. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | Mothering Touch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...