Retrasar la vacuna de recuerdo de la tosferina en 2016

El Ministerio de Sanidad podría llevar a cabo una estrategia para asegurar que las mujeres embarazadas que abordan el tercer trimestre del embarazo, puedan recibir la vacuna de la tosferina, como no se fabrican vacunas suficientes para satisfacer la demanda, se ha barajado la posibilidad de retrasar la vacuna de recuerdo de la tosferina en los niños en el año 2016.

Inmunizar contra la tosferina

Parece ser que el Ministerio de Sanidad plantea la posibilidad de retrasar la vacuna de recuerdo de la tosferina en 2016, vacuna que se administra a los niños cuando cumplen 6 años. Con esta medida se pretende asegurar la vacunación de las mujeres embarazadas debido al desabastecimiento de esta vacuna a nivel mundial. Quizá la solución sería que las farmacéuticas trabajaran para satisfacer la demanda, en vez de retrasar la vacuna de recuerdo.

Aunque este año hay existencias suficientes para vacunar a las futuras mamás contra la tosferina, el año que viene las existencias son inciertas y dado que la vacunación de los niños se cumple perfectamente con las dosis suministradas a los 2, 4, 6 y 18 meses, las más importantes debido a la gravedad de esta enfermedad en el primer año de vida, están inmunizados y la de recuerdo se puede posponer, por lo que de este modo se garantizan las existencias para las futuras mamás.

Vacunar a las mujeres embarazadas es una estrategia necesaria durante el último trimestre del embarazo, ya que con ello se logra transmitir inmunidad al bebé. Por otro lado, merece la pena recordar que varios estudios han confirmado que esta vacuna suministrada durante el embarazo es totalmente segura y no encierra riesgo alguno, a pesar de que estudios realizados hace unos años apuntaban lo contrario.

La tosferina es una enfermedad de carácter contagioso que se produce por la acción de la bacteria Bordetella pertussis, se encuentra en la boca, en la garganta y en la nariz, aunque cualquier persona puede sufrir esta enfermedad, especialmente afecta a los niños de una forma más severa y grave, la razón es que el sistema inmunológico es mucho más débil. Basta con saber que hasta el 90% de los casos peligrosos de tosferina se producen en niños menores de 6 meses.

Dado que existe un periodo de dos meses en el que los bebés no están protegidos, desde que nacen y hasta que cumplen los dos meses, la mejor opción para poder mejorar su inmunidad frente a la enfermedad es poner la vacuna durante el tercer trimestre del embarazo, las madres desarrollan los anticuerpos y éstos son transmitidos al futuro bebé, prolongándose los efectos de la inmunización tras el nacimiento. Dado el desabastecimiento a nivel mundial de la vacuna, el Ministerio de Sanidad ha buscado vacunas con el propósito de proteger a las mujeres que se encuentran en el tercer trimestre del embarazo, se adquirieron el pasado mes unas 60.000 dosis, por lo que se garantiza que las aproximadamente 30.000 embarazadas que abordan esta etapa de la gestación habrán sido inmunizadas.

A raíz del bebé muerto por tosferina el pasado miércoles en el Hospital La Paz, Sanidad se ha apresurado a vacunar contra esta enfermedad a las mujeres embarazadas, en algunas Comunidades como Madrid se ha adelantado la vacunación prevista para enero de 2016. Lo cierto es que esta medida debería haberse adoptado mucho antes y se debería haber tenido en cuenta la previsión de vacunas. No hay que olvidar que cada año se producen una media de unos 3.300 casos de tosferina y la mayoría de los afectados son bebés, con esta medida se espera que se reduzca de forma considerable. A través de este artículo publicado en la edición digital Faro de Vigo, podréis conocer más detalles de la noticia.

Foto | Magpie372

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...