Relactancia o relactación

La relactancia o relactación es la acción de volver a dar de mamar al bebé después del destete. Es necesario conocer esta posibilidad, pues como sabemos, y según recomendaciones de la OMS, el mejor alimento para los bebés durante sus primeros seis meses de vida, es la lactancia materna. Además, una alimentación mixta cuando el bebé se inicia las comidas complementarias, continúa siendo recomendable.

Una mamá puede haber interrumpido la lactancia por diversos motivos, y después querer volver a dar de mamar a su bebé. Pero dependiendo de la edad con la que cuente el bebé, la relactación será más o menos dificultosa, partiendo del cuarto mes la dificultad crece acorde a la edad del bebé.

Quizá, lo que presenta mayor dificultad a la hora de relactar, es que el bebé se agarre el pecho. Los especialistas indican que un truco aconsejable es que la madre se meta en la cama con el torso desnudo junto al bebé, ya que al cabo de un rato el niño tiende a ir hacia el pecho. Pero no hay que forzarlo nunca.

Para relactar es necesario recuperar la producción de leche necesaria para alimentar al bebé, esto se consigue a través de la succión, será necesario succionar frecuentemente. Quizá al principio apenas salga leche, pero para amenizar la producción, lo mejor es intentarlo en reiteradas ocasiones al cabo del día. Haciendo esto durante varios días, cada vez será mayor la producción de leche.

Es muy recomendable acudir al personal médico para iniciar la relactancia, junto al deseo como madre de alimentar a su bebé, el éxito está asegurado. Recuerda que será necesario un alimento suplementario al principio (hablamos de los bebés menores de seis meses, después ya sabemos que empiezan con otro tipo de complementos), pero siempre que el bebé tenga hambre, será aconsejable ponerle el pecho para que succione con ganas.

Más información | Aeped (Pdf)
Foto | Maxim Tupikov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...