Reciclar la cuna del bebé

En los tiempos que corren muy pocos se pueden dar el gusto de comprar muebles nuevos cada vez que se precisen, sobre todo para acompañar la vida de los pequeños, que un día son bebés y que al otro ya son niños a punto de comenzar la escuela. La realidad es que con un poco de ingenio no hace falta gastar dinero, ya que bien se pueden reciclar muebles antiguos para darles nuevos usos, como vemos con esta idea fenomenal.

La cuna del niño será algo que tarde o temprano deba cambiarse por una camita infantil que se acomode a su nuevo tamaño conforme éste vaya creciendo, por lo que es una excelente idea reciclar ese elemento y convertirlo en un funcional mueble al que se le puede dar un uso nuevo, ahorrando no sólo dinero sino también espacio.

Con una cuna de buen tamaño y algunos materiales extras, se puede realizar un escritorio sumamente práctico, al que se le pueden arreglar estantes y perchas para colgar y organizar todos los materiales escolares, y convertir ese espacio de la casa en el rincón ideal a la hora de dibujar, jugar o ponerse a hacer los deberes del colegio una vez que los niños vuelvan a la casa.

En la parte inferior se puede colocar un pleno de madera que puede pintarse con pintura de pizarra y allí mismo crear una superficie no solo sobre la que se pueden colocar hojas y materiales, sino también sobre la que se puede dibujar de forma directa utilizando tizas de colores, solamente hace falta un paño húmedo despues para borrarlo todo y volver a comenzar.

Si la cuna es de buen tamaño el espacio puede alcanzar perfectamente para que trabajen dos niños a la vez, sino bien puede ser un escritorio para un solo niño y si hay más en la casa se puede compartir sin problemas. Un mueble bello y lleno de luz para la casa se puede conseguir invirtiendo tiempo y poco dinero, con resultados asombrosos.

Vía |  Decoideas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...