Razones por las que se produce poca leche materna

Existen algunas razones por las que se produce poca leche materna, pero en la mayoría de casos son problemas que se pueden solucionar, por ello, antes de plantearse abandonar la lactancia materna por tener poca leche es recomendable acudir al médico para conocer la causa y darle solución.

Excasa producción de leche materna

Existen varias razones por las que se produce poca leche materna y por tanto, no se pueden satisfacer las necesidades alimentarias del bebé, pero algunas de ellas tienen solución por lo que merece la pena consultar con un especialista antes de decidir abandonar la lactancia materna.

La baja producción de leche puede producirse por una alteración de la glándula tiroides antes o durante el embarazo, la alteración altera el nivel de las hormonas, algo que limita la producción. En este caso, existen fármacos que restituyen los niveles hormonales normalizando la producción de leche, son fármacos que se administran durante el embarazo y el inicio de la lactancia y que son compatibles y no tienen efectos secundarios.

La hipogalactia es otro problema que impide que se produzca suficiente leche para amamantar al bebé, se trata de un problema glandular que puede aparecer tras el parto o poco después de haber iniciado el periodo de lactancia. Este problema se puede producir por varias causas, como que se produzca una interrupción espontánea de causa desconocida, o por la falta de hormonas como la prolactina y la oxitocina, la primera se encarga de la producción y la segunda de la salida de la leche, pero también puede deberse al estrés.

La retención placentaria puede paralizar la producción de leche materna, se produce debido a que en la separación de la placenta del útero, puede quedar algún resto de placenta en el útero que retrasa la producción de leche hasta siete días, ya que se trata de una señal errónea que recibe el organismo de la madre. Este problema tiene fácil solución, una ecografía detecta si quedan restos de placenta y se procede a su eliminación.

Otra causa es el reducido desarrollo de los pechos, estos cuentan con poco tejido y poca glándula, es lo que se denomina hipoplasia mamaria o hipomastia, problema que puede aparecer debido al síndrome de ovarios poliquísticos, por haber sufrido algún desorden alimentario anteriormente o por tener una malformación congénita. La baja producción de leche también puede deberse a la cirugía reductora de pecho a la que se someten algunas mujeres para eliminar el exceso de grasa, tejido y piel de los pechos por la incomodidad que causaba su tamaño.

Tener poco peso debido a problemas como la anorexia, es algo que puede afectar a la producción de leche materna, ya que se produce una reducción significativa del volumen de tejido mamario, lo que reduce la producción de leche. Si por el contrario, se padece obesidad mórbida, esta puede causar un retraso en la producción de leche. La lactancia es el mejor alimento para los bebés y favorece su óptimo desarrollo, ante una baja producción de leche materna no hay que pensar en abandonar la lactancia, es necesario acudir al médico para determinar si realmente se produce poca leche y cuál es la causa para intentar darle solución.

Como información adicional, merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablamos de los mitos sobre la calidad y cantidad de la leche materna que hay que desterrar, como que si se tienen pechos pequeños se producirá poca leche y que cuanto más grande es el pecho más leche produce, o que no se podrá dar el pecho si existen antecedentes familiares.

Foto | myllissa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...