Raquitismo

Raquitismo

Cuando un niño tiene una cantidad inadecuada de calcio en la sangre, los huesos del pequeño no son lo suficientemente fuertes, por lo que los de las piernas se comban (usualmente hacia fuera) bajo su peso, haciendo que tenga una forma extraña al andar. Esto es el raquitismo que usualmente aparece por primera vez entre las edades de uno y dos años.

La causa principal de la deficiencia de calcio es falta de la vitamina D o menos comúnmente insuficiencia de calcio en la dieta. Ocasionalmente la falta de luz solar de la que el organismo elabora algo de vitamina D contribuye a esta deficiencia. En el pasado el raquitismo era una enfermedad bastante común en Europa a causa del gran número de niños mal nutridos, pero hoy día es extraordinariamente rara.
Se dan vitaminas de forma rutinaria a los niños y casi todos ellos tienen una dieta mixta adecuada que les proporciona las cantidades suficientes de vitamina D y calcio, además también reciben suficiente luz solar, la cual es muy importante para el buen crecimiento de las personas.

Los únicos niños que corren algún riesgo de raquitismo son un pequeño porcentaje que toma una dieta pobre, aumentando si son de piel oscura y por lo tanto pueden absorber poca luz del sol.

El tratamiento que se le da a un niño que padece raquitismo es una dieta equilibrada, suplementada además diariamente con vitamina D y grandes cantidades de calcio generalmente en la leche. No hay que dar tampoco excesivas dosis de vitamina D porque pueden ser nocivas por eso hay que atenerse a las indicaciones del pediatra.

EL tratamiento endurece los huesos y a menos que el niño esté marcadamente deformado se desarrollará con normalidad, en los raros casos en los que las piernas están deformadas, puede que se necesite alguna operación para corregir el defecto, eso sí los resultados suelen ser excelentes.

Foto| momentcaptured1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...