Quitar el pañal al bebé, el verano es la mejor época del año

Muchos padres saben que el verano es la mejor época del año para intentar quitar el pañal al bebé, por ello, cuando los pequeños cumplen dos años, intentan que este sea el último verano que utilicen pañales. Algunos niños no están preparados y existen varias señales que lo delatan, en este caso es preferible esperar al próximo verano y no forzarles, ya que podría derivar con el tiempo en otros problemas como la enuresis.

Abandonar el pañal

A partir de los dos años se puede empezar a intentar quitar el pañal al bebé, siendo el verano la mejor época del año para alcanzar este objetivo. La razón es obvia, las temperaturas favorecen que los pequeños puedan estar sin el pañal de un modo más seguro y cómodo, además, al llevar menos ropa, si se produce un escape de pipí, se ensuciará menos ropa. Los expertos recomiendan que el abandono del pañal se inicie en esta época del año pero, si no se consigue, no pasa nada, conviene esperar al próximo año para volverlo a intentar, ya que al tener tres años a los pequeños les resultará más fácil controlar los esfínteres.

El abandono del pañal no siempre se reduce a en unos días, es un aprendizaje que puede durar varios meses si se tiene en cuenta, además, que se debe abandonar también el pañal nocturno, por eso es importante armarse de paciencia y no desanimarse si al pequeño le cuesta aprender. No hay que perder los nervios y mucho menos enfadarse, ya que la actitud adoptada podría provocar problemas como la enuresis o falta de control en la retención de la orina, esto, a su vez, derivaría en la pérdida de autoestima, aumentaría el sentimiento de vergüenza y podría afectar a otros aspectos de la vida de los niños.

Claro que, en ese caso nos referimos a una mala práctica del abandono del pañal que puede provocar que los niños tengan escapes varias veces por semana, mojando la cama cuando ya tiene 4 o 5 años de edad. Por ello, para reducir este riesgo, es importante tener en cuenta los consejos facilitados y tener paciencia. Es lógico que se quiera que el bebé abandone cuanto antes el pañal, en parte porque supone un ahorro importante de dinero, ya que no sólo se abandona el pañal, también las cremas protectoras del culito, así como otros productos de higiene. Además, se gana espacio porque desaparece el cambiador, lo que no siempre se gana es tiempo, pero esto depende de los niños…

Es interesante contar con algunas herramientas que nos facilitarán la tarea de ayudar al bebé a abandonar el pañal, se puede utilizar un orinal con sistema de recompensa que invita a los niños a hacer sus necesidades en él. Hay que procurar no insistir y ser persistente, el abandono del pañal es un proceso complejo y se debe dejar a los pequeños que evolucionen y comprendan qué se espera de ellos, pero sin exigencias. Se trata de otra etapa más del desarrollo, como lo puede ser aprender a gatear, andar o hablar, cada etapa requiere su tiempo y si todavía no es el momento oportuno para abordarla, hay que esperar al próximo verano.

Merece la pena tener en cuenta las pistas que nos brinda el niño y que delatan si ya es el momento de iniciar la retirada del pañal, podremos ver que tiene deseo de independencia, que imita a los adultos al entrar al baño, que comprende que quiere decir “pipí” y “caca”, que suele hacer sus necesidades, sobre todo evacuar, de forma regular a unas horas determinadas y predecibles, que es capaz de mostrar que tiene ganas de orinar y defecar, etc. Son señales que no deben pasar por alto y que nos ayudarán a saber si es el momento de empezar a abandonar el pañal.

Si algunos de los requisitos indicados se cumplen y emprendéis la tarea del abandono del pañal, es bastante probable que al finalizar el verano ya no sea necesario su uso, pero si el pequeño no quiere y lo delata, por ejemplo, no sentándose en el orinal, será preferible esperar al verano siguiente. Como decíamos, es una etapa que hay que abordar y no tiene una fecha de inicio concreta, tampoco existe un tiempo determinado, hay niños que tardan muy poco en dejar de utilizar el pañal y otros, necesitan un periodo mucho más largo en el aprendizaje del control de esfínteres.

Foto | Donnie Ray Jones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...