¿Qué puedes hacer si tu bebé se porta mal?

Cuando un bebé continuamente se porta mal se debe recurrir a algunas estrategias

Estrategias para corregir el mal comportamiento

Aunque suele ser común que los niños hagan travesuras, peleen o griten, no debes dejar que sean acciones que se repitan constantemente. De hecho, si has llegado al punto de desesperarte y preguntarte si tu bebé es malo, debes saber que no se porta mal sin motivo alguno; aquí te explicamos cómo funciona este proceso y cómo atenderlo eficazmente.

¿Qué hacer cuando un bebé se porta mal?

Generalmente el bebé busca llamar tu atención, es algo natural y al no tenerla, buscará realizar algo que te haga atenderle inmediatamente. Este es el motivo que suele desencadenar agresiones repentinas y llantos desconsolados en el bebé, de allí que debas enseñarle a tranquilizarse y aprender por sí mismo a controlar dichas emociones.

El querer llamar la atención o “portarse mal” como se le suele catalogar estos episodios, también viene dado por la imaginación y curiosidad innata, así como de su necesidad de interactuar con su entorno. Ante este tipo de acciones propias de su edad no puedes ponerle freno, ya que son inconscientes al igual que sus reacciones ante los regaños; de allí que ser traviesos, terremotos, tratos, bichos, movidos, forman parte de reconocer su entorno y los peligros que les rodean.

Aunque no lo creas, lo mejor que puedes hacer con un bebé travieso y audaz es no llamarle la atención a cada momento, castigarlo o regañarlo constantemente, con esto lo que haces es que pida más tu atención y sea aún más molesto su comportamiento. Un error que muchos padres cometen es catalogar a su hijo y decirle al momento de un regaño que es un “niño malo”, que es “fastidioso” o “molesto”, ten mucho cuidado con este tipo de etiquetas, ya que pueden llegar a marcar su personalidad y puede ser un falta de respeto, enséñale a no juzgar y respetar a los otros con tu propio ejemplo.

Estrategias para corregir a tu bebé

  • Lo primero que debes hacer es identificar el motivo por el que el bebé toma una mala actitud, recuerda que siempre existirá una causa a sus arrebatos. Esfuérzate por comprender el porqué de cada una de sus reacciones, es tu deber como madre o padre.
  • Ten presente que cualquier tipo de cambio puede alterar a tu bebé, por pequeño que sea, cualquier agente que puede percibir como diferente en su entorno puede hacer que se porte mal: una enfermedad, cambio de colegio o de hogar, la llegada de un hermanito, entre otros.
  • Indaga sobre su comportamiento en la escuela o donde realice algún tipo de actividad extracurricular, si algo pudiese estarle afectando debes saberlo y controlarlo.

También es imprescindible que tú como padre o madre te preguntes si eres muy exigente o permisivo (a), si te falta paciencia o si llegaste a un punto en que no sabes qué hacer, lo mejor es que consultes a un psicólogo infantil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...