¿Qué deben beber los niños hasta los cinco años de edad?

Recientemente se ha publicado un documento con recomendaciones sobre lo que deben beber los niños hasta los cinco años de edad, este documento se ha elaborado conjuntamente por varias agencias de salud estadounidenses con el fin de eliminar malos entendidos y facilitar que los padres elijan las bebidas más saludables para los niños, algo tan importante como elegir alimentos saludables.

Bebidas para niños, recomendaciones

Un grupo de expertos de la Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Estadounidense de Pediatría, la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica y la Asociación Estadounidense del Corazón liderados por la organización Investigación de la Alimentación Saludable, han desarrollado una serie de pautas sobre lo que deben beber los niños hasta los cinco años de edad.

Se trata de un conjunto de recomendaciones que se realizan para abordar malos entendidos en torno a las pautas existentes y divergentes, incluidas las cantidades que se pueden consumir, las edades recomendadas para la introducción de nuevas bebidas, etc. Las recomendaciones pretenden eliminar confusiones y ayudar a los padres para que favorezcan el crecimiento y desarrollo óptimo de sus hijos.

El documento explica también porque se trata de recomendaciones que son necesarias seguir, ya que la ingesta saludable de bebidas es fundamental en la primera infancia, contribuyendo y sirviendo como fuente de nutrientes esenciales. Hay que tener en cuenta que muchas bebidas contienen azúcares añadidos y grasas saturadas que son contraproducentes si se consumen en exceso, además, influyen negativamente en las preferencias de sabor de los niños en un futuro.

Entre las recomendaciones encontramos que los niños de hasta cinco años de edad no deben consumir leches con sabor, leches que se consideran especiales para niños pequeños, bebidas azucaradas, bebidas con bajo contenido en alcohol, bebidas con cafeína o con edulcorantes calóricos. Se recomienda el consumo de leche a diario a partir de un año de edad, durante los dos primeros años se han de consumir de dos a tres vasos diarios de leche entera, los niños de 2 a 3 años deben consumir al menos dos vasos de leche desnatada o baja en grasas, y los niños de 4 a 5 años, deben consumir al menos dos vasos y medio de este tipo de leche. Se entiende que estas pautas no se ajustan a quienes sufren intolerancia o alergia a esta bebida.

Los menores de un año no deben consumir zumo 100% de frutas, los niños de 1 a 3 años no deben consumir más de 120 mililitros de zumo, y los niños de 4 a 5 años no deben consumir más de 177 mililitros de zumo. Se insta a que los padres proporcionen piezas de fruta fresca en vez de zumo, ya que de este modo consumen fibra y otros nutrientes que no están presentes en los zumos.

El agua es la bebida más recomendada y considerada esencial para la vida, y como tal, debe proporcionarse a los niños a partir de los seis meses de edad, como parte de una hidratación suplementaria. Los niños menores de seis meses deben consumir únicamente leche materna, en ningún caso se debe introducir el agua antes, al respecto merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablábamos sobre la introducción del agua en la dieta del bebé.

Elegir bebidas saludables para los niños es tan importante como elegir alimentos saludables, las recomendaciones elaboradas son consensuadas y proporcionan una base sólida para nutricionistas, dietistas y profesionales de la salud. Las pautas y el informe técnico que las acompaña se pueden encontrar en esta página, incluyendo un conjunto de vídeos de un minuto de duración (en inglés y español), que proporcionan diferentes consejos relacionados con las bebidas.

El trabajo ha sido financiado por la Robert Wood Johnson Foundation, en su página web podréis conocer más detalles de la iniciativa.

Foto | Martin Cathrae

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...