¿Qué cometido tiene envolver al bebé?

Envolver al bebé es una técnica que se ha recuperado y que durante los últimos años se ha ido extendiendo. El cometido de esta técnica es proporcionar a los bebés una transición mucho más relajada del paso del interior del vientre materno al nuevo ambiente exterior sin barreras.

Técnica para envolver al bebé

Se denomina envolver al bebé a una técnica que consiste en ceñir con firmeza en el bebé una sábana, un gran pañuelo, una manta, etc., para que se sienta arropado, pero con cierta libertad de movimientos. Esta técnica utilizada por culturas antiguas y especialmente en Oriente, empezó a utilizarse también la actualidad por los beneficios que brinda. Los bebés se sienten desorientados al nacer, algo lógico teniendo en cuenta que su mundo se encontraba en el interior del vientre materno, al nacer todo cambia y pasan de sentirse seguros y abrigados, a un nuevo ambiente demasiado grande.

¿Qué cometido tiene envolver al bebé?, son varios los objetivos que cumple esta técnica, evita que los reflejos del bebé perturben su sueño, facilita que se aclimate al nuevo medio en el que se encuentra con la ayuda de la prenda ceñida que ofrece una cierta presión, imitando en cierto modo la presión del vientre materno. Contribuye a que se mantenga la temperatura adecuada, recordemos que el organismo del recién nacido no es capaz de regular todavía la temperatura corporal. También sirve como protección y como método para relajarle cuando está excitado.

La técnica es sencilla pero debe realizarse de forma correcta para evitar riesgos, normalmente se hace con los bebés recién nacidos o que tienen pocos días de vida, en ningún caso se recomienda que se emplee con bebés que ya han cumplido los tres meses y que no se envolvieron cuando nacieron. Algunos centros hospitalarios y clínicas utilizan este sistema y mantienen al bebé envuelto durante los días que está ingresado junto a su madre, cuando madre e hijo reciben el alta y llegan al hogar, se puede seguir utilizando esta técnica, algunas madres aseguran que los pequeños duermen mucho mejor. A continuación podéis ver en este vídeo cómo envolver al bebé con unos simples pasos.

Sin embargo, merece la pena recordar que algunos estudios han advertido que envolver al bebé podría favorecer el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, de ello hablábamos aquí. Según los expertos, el riesgo estaba en envolver al bebé a partir de los tres meses de edad teniendo en cuenta que no están acostumbrados. Como hemos indicado antes, la técnica se ha de realizar con bebés recién nacidos o con pocos días. Durante las primeras semanas el pequeño se sentirá muy a gusto, pero llega un momento en el que el ropaje que lo envuelve le molestará debido a que su actividad ha aumentado, esto es normal y no se deberá envolver más.

La técnica debe realizarse con precisión, puede parecer fácil pero no lo es, si se envuelve demasiado fuerte el pequeño puede terminar desarrollando problemas en la cadera, causándoles una displasia de cadera. También hay que controlar muy bien la temperatura para que no sufran un acaloramiento que puede causarles problemas. A la hora de dormir siempre hay que tumbar al bebé boca arriba y sobre su espalda, vigilando que no se dé la vuelta, ya que se corre riesgo de que se pueda asfixiar.

En definitiva, es una técnica eficaz con bebés recién nacidos, tomando las precauciones oportunas y envolviéndolo correctamente, los pequeños se sentirán protegidos y tranquilos.

Foto | Sully2013

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...