Purés caseros mejor que purés industriales

Alimentación infantil

Purés caseros mejor que purés industriales, así se muestra en un estudio realizado por expertos del Centro de Asistencia Primaria de Amadeu Torner de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), al parecer, las diferencias nutricionales son significativas, siendo menos nutritivos los purés industriales hasta en un 40%.

Evidentemente los purés industriales envasados son un alimento cómodo y práctico, pero no son aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de alimentar adecuadamente a los bebés, y más si como se muestra en el estudio aportan un 40% menos de contenido energético y nutritivo. Según los expertos, a pesar de que los padres son conscientes de que no hay nada mejor en la nutrición que una papilla recién hecha, elaborada con productos frescos y naturales, terminan decantándose por los purés industriales basándose en la comodidad y la rapidez.

Esto es algo que no nos debe extrañar, sobre todo porque sabemos que un alto índice de adultos prefiere comer alimentos preparados por la industria a tener que cocinar ellos mismos sus comidas, algo que desgraciadamente también se traslada al ámbito infantil. La regla ‘purés caseros mejor que purés industriales’ debería ser adoptada por todos los padres y sin embargo, según los expertos existen casos de bebés con diez meses de edad que nunca han probado una papilla casera, algo lamentable que podría tener diferentes consecuencias.

Además de las deficiencias nutricionales, podríamos pensar que este tipo de alimentación terminaría condicionando la alimentación de los bebés cuando se desarrollarán, no queriendo probar determinados alimentos de gran interés nutricional, recordemos por ejemplo que hay niños que con 8 o 9 años no han probado nunca determinadas frutas o verduras. La papilla es la opción más recomendable, y además se prepara cómodamente, basta utilizar pequeños electrodomésticos como la Babycook para tener a punto una papilla sana y nutricionalmente hablando, superior a los purés industriales.

Según los investigadores, cada vez es mayor el número de familias que se decantan por este tipo de alimentos preparados, alimentos que antaño se cocinaban en casa. A favor de los purés industriales hay que decir que pueden ser un buen recurso en momentos puntuales, pero no hay que habituarse a utilizarlos como fuente principal alimentaria. Por cierto, será interesante recordar el estudio realizado en el Reino Unido en el que se concluía que algunos purés industriales son peores que la comida basura.

En el estudio, los expertos elaboraron tres tipos de purés caseros en los que se utilizaron alimentos frescos como el pescado, las verduras, la carne o las frutas, posteriormente se analizó el contenido nutricional. Posteriormente se realizó una comparativa con purés industriales infantiles pertenecientes a tres marcas distintas que incluían los ingredientes utilizados en las papillas caseras.

Entre algunas de las conclusiones obtenidas, se mostró que el aporte de carbohidratos era inferior en los purés industriales, del mismo modo se detectó que el reparto calórico estaba invertido, al parecer, los pures o papillas industriales que se ofrecen como postre poseen más contenido energético que los purés de plato principal. Con respecto a los purés industriales de frutas, cabe destacar que estos contienen un elevado índice de glúcidos, el doble que las papillas de fruta caseras.

Si hablamos de purés de verdura, los caseros ofrecen hasta un 50% más de grasas que los purés o papillas comerciales, sin embargo, en lo que respecta a grasas saturadas, estos purés poseen hasta un 60% más que los purés caseros. Recordemos que este tipo de grasas son las que están relacionadas con diversas enfermedades e incrementan el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad.

Los especialistas aconsejan que la industria realice un esfuerzo mayor para ofrecer purés industriales que puedan ser equiparables nutricionalmente a las papillas que se elaboran en el hogar, más investigaciones e inversiones económicas focalizadas en este ámbito. En la medida de lo posible, es necesario ofrecer a nuestros bebés una alimentación basada en productos frescos y naturales, alimentos que permitirán un desarrollo adecuado y una mejor calidad de vida. Puedes conocer más detalles sobre el estudio a través de la Sociedad Catalana de Pediatría.

Foto | Moonfall Pix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...