Prueba genética nutricional para bebés

El Ivida (Banco de sangre de cordón del Grupo IVI) acaba de poner en marcha una prueba genética nutricional para bebés, un sistema de diagnóstico precoz en el que utilizando células madre del cordón umbilical obtenidas en el momento del parto, se puede saber si el bebé sufrirá intolerancia al gluten, a la lactosa o a la fructosa, problemas asociados a la alimentación infantil. El diagnóstico precoz es básicamente un estudio genético que puede evitar problemas y complicaciones en los bebés, al saber a qué alimentos pueden ser intolerantes.

El Banco de sangre de cordón del Grupo IVI considera que se trata de una prueba muy interesante y de gran valor, dado que hasta un 10% de los niños, pueden sufrir algún tipo de intolerancia alimentaria, con los resultados se pueden adoptar las medidas preventivas correspondientes, en el caso de que el diagnóstico precoz arrojara un resultado negativo (no sufrir intolerancias), los padres podrían introducir con tranquilidad los nuevos alimentos en la dieta del bebé.

Realizar la prueba genética nutricional para bebés no supone ningún problema ni riesgo, como hemos dicho, es un análisis de la sangre que se obtiene en el momento del parto, la información que ofrece esta prueba es muy valiosa, de eso no hay duda. Pero ahora nos planteamos una cuestión, teniendo en cuenta el alto índice de niños que pueden sufrir intolerancias alimentarias, ¿por qué no realizar la prueba a todos los recién nacidos?. Por otro lado, debería ser una prueba gratuita, ya que gracias a ella y a las medidas adoptadas dependiendo de los resultados, los niños visitarían menos al pediatra y se reducirían los riesgos de que sufrieran alguna complicación severa por la intolerancia.

Volviendo al tema, el diagnóstico precoz para intolerancias alimentarias se ha desarrollado con el propósito de aportar un valor añadido a aquellos padres que han decidido conservar la sangre del cordón umbilical en este banco privado. Deducimos por tanto que otros bancos de cordón umbilical intentarán dar un servicio similar para hacer valer sus servicios de conservación del cordón. Sería interesante retomar la lectura del post sobre Sevibe para hacernos una idea del coste que tiene el servicio de conservación.

Creíamos que el servicio era gratuito y complementario a la contratación de la conservación de la sangre del cordón umbilical, sin embargo, podemos comprobar aquí, que se trata de un servicio adicional que se debe contratar, el precio del estudio para saber si un bebé puede tener alguna intolerancia alimentaria es de 300 euros. Un precio que no es excesivo y por tanto nos remitimos a la conclusión anterior, podría ser una prueba contemplada dentro de la Seguridad Social y más sabiendo que el número de niños con intolerancias alimentarias se incrementan año tras año.

Vía | Asturias

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...