Pros y contras del uso del chupete

Una investigación científica ha determinado los pros y contras del uso del chupete en base a una revisión de casi 1.900 artículos científicos sobre el tema. El resultado de esta revisión ha permitido proporcionar una serie de consejos para padres y cuidadores.

Desirée Mena y Jennifer Sánchez

Un estudio realizado por expertos de la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) proporciona una relación de pros y contras del uso del chupete, para ello han revisado 1.897 artículos científicos que trataban de los efectos beneficiosos o perjudiciales del uso del chupete en bebés recién nacidos y lactantes. Fruto de esta revisión y en base a las evidencias científicas, se ha redactado un conjunto de recomendaciones que serán de gran ayuda a progenitores y cuidadores para que decidan si quieren o no utilizar el chupete.

Las investigadoras Desirée Mena y Jennifer Sánchez de la Unidad Predepartamental de Enfermería, comentan que como efectos negativos del chupete, se constata que su uso se ha relacionado con el abandono de la lactancia materna, con la aparición de malformaciones bucodentales, enfermedades como la otitis media, la disminución en la producción de sonidos del habla, o la introducción del hábito de fumar en la adolescencia y estado adulto, entre otros.

Sobre los beneficios por el uso del chupete, las expertas citan la protección contra el síndrome de muerte súbita del lactante durante el sueño, la analgesia producida durante procedimientos o situaciones estresantes, la aparición de sobrepeso y obesidad en la adolescencia, la estimulación del reflejo de succión en aquellas situaciones donde se ha desarrollado poco, etc.

La revisión realizada se ha basado en la calidad científica de los artículos, que fueron sometidos a un análisis de su diseño, participantes, periodo de seguimiento, segmento poblacional, evaluaciones, resultados, conclusiones, procedimientos científicos empleados, etc. También se realizó un análisis de las variables, que fueron clasificadas como efectos favorables, desfavorables o nulos.

Gracias al análisis se han establecido una serie de recomendaciones que permiten elegir el uso del chupete en base a las necesidades, creencias, expectativas, etc. Las expertas comentan que si se opta por la lactancia materna, conviene no utilizar el chupete por dos cuestiones principales, la dificultad en su instauración y el destete precoz. Si se opta por utilizarlo, es recomendable que sea a partir de los seis meses de edad a fin de evitar problemas relacionados con las malformaciones bucodentales, aunque, claro, a partir de esta edad su uso se relaciona con la aparición de la otitis media.

El chupete también se desaconseja por guardar relación con una persistente succión digital en la infancia (chuparse el dedo), el inicio del hábito tabáquico en la adolescencia y edad adulta como ya hemos comentado, así como la disminución en la producción del sonido del habla. Se recomienda su uso en el caso de que no se haya desarrollado el reflejo de succión como un modo de estimularla. En base a este objetivo, no desaconsejan el uso de sacarosa, pero apuntan que es preferible no utilizarla y siempre es mejor llevar a cabo la lactancia materna. Sí se recomienda su uso durante el sueño infantil, ya que reduce el riesgo de que el bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante.

Por último, se recomienda lavar el chupete con una solución de clorhexidina acuosa al 0,12% o sumergirlo en agua hirviendo en el caso de que se decida utilizar. Se recomienda que se realicen revisiones dentales periódicas a fin de vigilar que la boca se desarrolle correctamente y no aparezcan malformaciones. Seguramente la información será de gran interés para muchos padres y cuidadores, podéis conocer todos los detalles del trabajo a través de la página de la Universidad Jaume I.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...