Problemas visuales frecuentes en los bebés IV. Miopía, hipermetropía y astigmatismo

ojo-7

Además de las enfermedades y los defectos que hemos mencionado en el presente informe especial sobre problemas visuales frecuentes que pueden presentar los bebés en su visión durante los primeros meses de vida, existen otra afecciones frecuentes que deben ser diagnosticadas precozmente, para llevar adelante el tratamiento adecuado que permita corregir el problema.

A continuación, repasaremos algunos detalles de la enfermedades más graves que pueden llegar a afectar a la visión de nuestro hijo.

Miopía:

La miopía es puntualmente la falta de visión de lejos, y es posible notarla en los niños de acuerdo a una serie de acciones que realizan los pequeños, como, por ejemplo, acercar los objetos para visualizarlos correctamente, o arrugar los ojos para observar algo que se encuentra a cierta distancia.

Cuando la miopía no es tratada correctamente, la afección aumenta progresivamente con el crecimiento del niño, provocándole dolores de cabeza y escaso rendimiento escolar. Por ello, es fundamental la detección de esta enfermedad de forma precoz, para realizar el tratamiento adecuado que permita corregirla.

Hipermetropía:

Por lo general, la mayoría de los niños padece una leve hipermetropía fisiológica normal, la cual desaparece con el correr de los meses.

Sin embargo, si la hipermetropía continúa y no se realiza el tratamiento adecuado, puede llegar a provocar inconvenientes visuales durante la infancia del niño, ocasionándole dolores de cabeza y agotamiento en las actividades escolares, e incluso causar la aparición de ambliopía y estrabismo.

Para detectar la presencia de hipermetropía, los oftalmólogos realizan una evaluación mediante la dilatación pupilar.

Astigmatismo:

El astigmatismo es ocasionado por una irregularidad en la forma de la córnea, y, de acuerdo a su grado, puede llegar a afectar seriamente la visión del niño. Tengamos en cuenta que en grados altos, el astigmatismo ocasiona disminución de la visión de cerca y de lejos.

Cuando el especialista observa que se trata de un caso de astigmatismo de moderado a elevado, se hará necesario el tratamiento, con el fin de permitir que el niño pueda desarrollar su visión y desenvolverse con normalidad.

Vía | Era Salud
Foto | Vdub144

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...