Problemas digestivos en bebés; diarrea y estreñimiento

problemas digestivos en bebes

Los motivos que pueden causar una diarrea en bebés son varios, puede estar motivada por una gastroenteritis, alimentación rica en frutas, la salida de los dientes, algún tipo de tratamiento médico que esté tomando el bebé, o incluso alergia a algún alimento.

Si a las 24 horas la diarrea no ha remitido será necesario que la vigilemos atentamente. Muchas de las mamás creen que la causa de la diarrea es la marca de la leche que se está usando, sin embargo, antes de sustituirla por otra nueva será necesario consultarlo con el pediatra porque tal vez exista otro motivo.

En el otro extremo se encuentra el estreñimiento que no es solamente cuando el bebé se pone rojo intenso y hace muchos esfuerzos para evacuar.

Diarreas y estreñimiento provocados por la comida

Entre los síntomas más habituales se encuentran la dificultad para expulsar las heces -que aparecerán como bolitas secas pequeñas-, dolor en el abdomen y la tripita tensa, estará irritable y, a veces, tendrán vetas de sangre que están provocadas por fisuras anales al eliminarse las heces duras.

Es aconsejable acercar al bebé a la consulta del pediatra si se encuentra en esta situación y, especialmente, si se ve sangre en las deposiciones, para que el especialista pueda averiguar todas las causas posibles.

Seguramente recomendará el aumento de la cantidad de líquidos, además de la cantidad de fibras en la dieta si el pequeño ya está tomando una dieta sólida. Una buena manera de hacerlo es proporcionándole ciruelas o albaricoques en puré.

Visitas regulares al pediatra

Si las heces del bebé son verdes y espumosas, es muy probable que esté tomando demasiada lactosa algo que sucede cuando come con frecuencia, pero no llega a tomar la leche más cremosa que es la que sale al final de la toma cuando se le amamanta.

Otra posibilidad es que sea una consecuencia de la sobrealimentación o la escasa alimentación, cualquiera de los dos extremos o incluso puede ser una señal de que el bebé sufre algún problema en el estómago.

Hay que cerciorarse de que el bebé haya terminado de alimentarse de un pecho antes de cambiarle al otro. Si los síntomas se alargan más de 24 horas, hay que acudir al pediatra para conocer cuál es el origen del problema, ya que se puede venir provocado por una alergia o algún tipo de medicación.

Como hemos ido explicando, las variaciones en el color y la densidad de las cacas del bebé es habitual, por eso no debemos alarmarnos cada vez que estas cambien. Aunque nunca debemos dejar pasar una visita a tiempo al pediatra si encontramos algo que a pesar de los cambios, se salga de lo normal.

Foto | futurestreet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...