Primeros auxilios en el agua

Primeros auxilios en el agua

Un bebé que ya gatea exige una atención constante, unos centímetros de agua sirven para tener un disgusto, por ello queremos explicar ahora que ha llegado el verano y las familias frecuentan playas y piscinas para darse los primeros baños en el agua el tema de los primeros auxilios en el agua.

Cuando un niño que no sabe nadar cae al agua sin un socorrista cerca lo primero que debemos hacer por supuesto es sacarle del agua o pedir ayuda para hacerlo si nosotros no podemos, arrodíllate a la altura de sus hombros y sacúdelo con suavidad, acércate a su cara y llámalo por su nombre, si responde o llora déjalo en la posición que se encuentre y pide a alguien que llame a un socorrista o llévalo a urgencias.

En caso de que el niño no responda grita pidiendo ayuda y colócalo boca arriba sobre el suelo con brazos y piernas estirados alineados con el cuerpo y el tórax al descubierto. Para aplicar los primeros auxilios en el agua coloca una mano sobre su frente y con la otra tira del mentón hacia arriba para abrirle la boca, así evitas que la lengua impida el paso de aire a los pulmones. Comprueba que respira manteniendo la vía de aire abierta para ello fíjate en los movimientos de respiración del tórax o poniendo tu mejilla cerca de su boca para sentir su respiración, si notas que respira colócalo en posición de seguridad, como si estuviera durmiendo de lado y llama a urgencias vigilando constantemente que siga respirando.

Si no respirase hay que iniciar la técnica de reanimación urgentemente, comenzando los primeros auxilios en el agua con cinco insuflaciones y mantenla durante un minuto, para realizar las compresiones torácicas coloca la base de tu mano en el centro del tórax sobre el esternón y mantén la otra mano en la frente del niño, haz presión sobre el pecho.

En los menores de un año las compresiones se realizan sólo con los dedos anular y medio, entre las compresiones se insufla dos veces aire en la boca manteniendo la vía aérea abierta y pinzando con los dedos la nariz,( si tiene menos de un año cubre con tu boca su nariz y su boca), haz una insuflación lenta, durante un segundo como si hincharas un globo y comprueba que el pecho se eleva y luego desciende, alterna compresiones e insuflaciones hasta que acuda urgencias o el niño respire tras aplicar los primeros auxilios en el agua.

Vía|  www.crecerfeliz.es
Foto| accent on eclectic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...